Sanidad digital: aprender de otros

Estonia, Canadá y otros países son pioneros en soluciones de sanidad digital. ¿Qué impulsos proporcionan, también para Alemania?

Toda la información sobre los pacientes está disponible también en los hospitales.
La información sobre los pacientes está disponible también en los hospitales. dpa

Aprovechar las oportunidades que ofrece la digitalización es uno de los mayores retos de los sistemas sanitarios. También en Alemania existen numerosos enfoques, pero, simultáneamente ayuda echar una mirada a otros países. ¿Qué podemos aprender de ellos? El estudio #SmartHealthSystems 2018 de la Fundación Bertelsmann, que examinó el grado de digitalización de 17 sistemas de salud en todo el mundo, ofrece una visión general.

Estonia (posición 1): infraestructura central

Estonia está considerada pionera en el área de la sanidad digital. En Estonia se opera con recetas electrónicas, archivos electrónicos de pacientes y un portal nacional de salud. El elemento central que define el papel pionero de Estonia es el ENHIS, una red de intercambio de datos sanitarios que registra la historia médica completa de la población. El objetivo es ayudar a acortar la duración de las terapias y facilitar los diagnósticos.

Canadá (posición 2): compromiso político

En el foco de la estrategia de sanidad digital de Canadá se halla la organización sin fines de lucro Canada Health Infoway (Infoway), fundada en 2001, que, entre otras cosas, impulsa la creación de un archivo electrónico de pacientes (ePA). En el desarrollo de ePA participan tanto las provincias como empresas privadas. Como factores decisivos de éxito están considerados un alto nivel de compromiso con la digitalización y una fuerte voluntad política.

Dinamarca (posición 3): confianza en el sistema

En ningún otro país de Europa los ciudadanos confían tanto en su sistema sanitario como en Dinamarca, especialmente en lo que respecta al procesamiento de los datos personales. El portal nacional sundhed.dk, financiado por el Estado, desempeña un papel decisivo en ese sentido. Cada danés tiene un número de identificación personal, con el que a través de sundhed.dk puede accederse a toda su historia médica.

Israel (posición 4): gran dinámica de innovación

Los primeros proyectos de intercambio de datos sanitarios digitales comenzaron en Israel ya en 1995. En organizaciones de atención de la salud son hoy normales las recetas electrónicas, la telemedicina y el acceso en línea a registros de salud electrónicos. Las organizaciones operan independientemente del Estado, lo cual, según un estudio, asegura un alto nivel de dinámica de innovación.

España (posición 5): pionera regional

España no tiene un organismo nacional que coordine los proyectos de sanidad digital. En su lugar, en cada una de las comunidades autónomas existen centros públicos con un presupuesto propio para desarrollar y coordinar proyectos de sanidad digital.

+++

Todo lo que debes saber para aprender alemán en línea o realizar estudios universitarios vía internet lo encuentras aquí:
https://www.deutschland.de/es/alemania-aprendizaje-en-linea

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo