Investigación conjunta

Investigadores de todo el mundo trabajan denodadamente en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. Científicos alemanes colaboran en primera línea.

Laboratorio de investigación de la Universidad Philipps, Marburgo
Laboratorio de investigación de la Universidad Philipps, Marburgo picture alliance/dpa

¿Cuándo habrá una vacuna contra covid-19, la nueva enfermedad respiratoria causada por el coronavirus SARS-CoV-2? La búsqueda de una vacuna está en el foco del trabajo de numerosos científicos de laboratorios e institutos de investigación. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen 44 proyectos de vacunas en curso en todo el mundo. Además, hay otros cuatro proyectos que aún no figuran en la lista de la OMS, entre ellos uno del Centro Alemán de Investigación de Infecciones (DZIF) y uno del consorcio OpenCorona, dirigido por el Instituto Karolinska de Suecia y al que pertenece también la Universidad de Giessen, Alemania. Aquí ofrecemos una visión general de las redes y empresas más importantes con participación alemana:

Alianza CEPI

Varios países, entre ellos Alemania, Australia, Canadá, Japón y Noruega, han unido sus fuerzas con la Fundación Bill y Melinda Gates y el Wellcome Trust para crear la Alianza Internacional para la Vacunación CEPI (Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias). El objetivo es aumentar la financiación de la investigación de vacunas en caso de epidemias o pandemias, como en el caso de la actual Covid-19. La alianza ya ha logrado éxitos en el desarrollo de nuevos medicamentos contra el paludismo, la tuberculosis y la enfermedad del sueño.

Alemania tiene una participación financiera del 13 por ciento en la CEPI y ha aportado 140 millones de euros desde el comienzo de la crisis del coronavirus, con el objetivo de hacer avanzar rápidamente el desarrollo de una vacuna.

CureVac

La compañía biotecnológica CureVac, de Tubinga, Alemania, trabaja desde enero en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. La empresa ha recibido 8,3 millones de dólares (aproximadamente 7,5 millones de euros) de CEPI. La Comisión Europea planea apoyar a CureVac con hasta 80 millones de euros.

CureVac podría proporcionar una vacuna dentro de unos pocos meses. “Si el desarrollo de la vacuna avanza positivamente, podríamos empezar los ensayos clínicos a principios del verano”, dijo Dietmar Hopp, copropietario de CureVac y fundador de la empresa multinacional alemana SAP. Agregó que como la presión es enorme, espera que la aprobación por parte de las autoridades se lleve a cabo más rápidamente de lo habitual. “En ese caso seríamos capaces de entregar la vacuna en otoño”, concluyó.

A mediados de marzo circularon informes según los cuales Estados Unidos quería asegurarse en exclusiva los derechos sobre una posible vacuna de CureVac contra el coronavirus.

El virólogo Sandro Halwe, del Instituto de Virología de la Universidad Philipps, Marburgo
El virólogo Sandro Halwe, del Instituto de Virología de la Universidad Philipps,
Marburgo
picture alliance/dpa

BioNTech

También la empresa BioNTech, con sede en Maguncia, está trabajando, junto con el gigante farmacéutico Pfizer, en el desarrollo de una vacuna. A fines de abril comenzarán las pruebas con voluntarios en Europa, Estados Unidos y China. BioNTech coopera para ello con un socio chino, Fosun Pharma, de Shanghái.

En caso de que la vacuna reciba el visto bueno de las autoridades sanitarias, Fosun Pharma la comercializará en China, mientras que BioNTech tendrá los derechos de comercialización en el resto del mundo. Debido a su amplia plataforma de desarrollo, se considera que la empresa está bien posicionada en la carrera por una vacuna contra el coronavirus.

Centro Alemán de Investigación de Infecciones

También el Centro Alemán de Investigación de Infecciones (DZIF) lleva a cabo, junto con instituciones asociadas de Múnich, Marburgo y Hamburgo, una investigación sobre dos vacunas diferentes contra Covid-19. Una es una vacuna utilizada ya contra el virus MERS, pero modificada, que se está probando en ensayos clínicos. La otra se basa en una vacuna contra el virus del sarampión.

Qiagen

La empresa biotecnológica neerlandesa Qiagen ha desarrollado un test molecular para el coronavirus SARS-CoV-2. Qiagen informó que un test ya existente para 21 diferentes agentes patógenos de enfermedades respiratorias se ha ampliado ahora para incluir la detección de dos genes del nuevo virus. Luego de ensayos clínicos realizadas en febrero, el test ha recibido ya la autorización de la Comisión Europea (CE) de conformidad con el correspondiente Reglamento, pudiéndose vender y utilizar en Europa. Qiagen tiene su principal centro de producción en Hilden, Alemania.

Bosch

La empresa Bosch ha desarrollado un test rápido totalmente automatizado que puede detectar o descartar una infección con el coronavirus SARS-CoV-2 en 2,5 horas. La prueba podrá utilizarse a partir de abril con un aparato analizador de Bosch Healthcare Solutions en consultorios médicos, hospitales, laboratorios y centros de salud. “El test rápido ayuda a contener la propagación de la pandemia y a romper más rápidamente las cadenas de infección”, dijo Volkmar Denner, CEO de Bosch.

Con material de dpa

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.