Contra el racismo

Con su "Línea de atención para ciudadanos preocupados", Ali Can mantiene inusuales conversaciones con personas que tienen reservas acerca de los refugiados.

Ali Can: "¿Qué puedo hacer yo contra la xenofobia?“
Ali Can: "¿Qué puedo hacer yo contra la xenofobia?“ dpa

Alemania. Alemania. Hasta otoño de 2016, pocas personas conocían a Ali Can. Hoy ya es uno de los inmigrantes más destacados en Alemania, y llena grandes salas como orador. Este joven de 24 años es considerado un muy buen ejemplo de exitosa integración de refugiados. Ali Can es el hijo mayor de una familia curda del sudeste de Turquía, de religión aleví. Cuando tenía dos años, sus padres pidieron asilo en Alemania.

Actividad ad honorem

Su madre era analfabeta, su padre solo había cursado la escuela primaria, cuenta Ali Can en su alemán sin acento. Terminó el colegio secundario y estudió en Giessen alemán y ética como materias para el magisterio. Ali Can es un orador muy solicitado, y no solo por su biografía educativa. Sobre todo es conocido por su actividad ad honorem.

En 2016 Ali Can creó una "Línea de atención para ciudadanos preocupados" y se puso a disposición de los interesados como interlocutor para aquellos que tienen reservas acerca de los refugiados. En su página Web y en Facebook anuncia el número de teléfono y sus "horas de atención", dos tardes por semana. Llaman ciudadanos que quieren descargar su ira, pero también quienes desean ayudar a refugiados. Ali Can valora mucho el respeto de cada opinión y el inicio de un diálogo.

La idea surgió por una experiencia clave: en Facebook vio cómo en la pequeña ciudad de Clausnitz, en Sajonia, furiosas personas detenían y atacaban un bus, en el que iban gente que huía a Alemania. El ataque lo conmovió, cuenta, y se preguntó: "¿Qué puedo hacer yo contra la xenofobia?“

Una comunicación respetuosa ayuda a comprender y reducir preocupaciones.

Ali Can

Ali Can viajó a Alemania del Este, a ciudades como Dresde, Freital y Bautzen, y habló con personas que, en su opinión, eran marcadas "como racistas". En su gira, Ali también tuvo otras experiencias: "Una comunicación respetuosa ayuda a comprender y reducir temores y preocupaciones." Ali Can ha publicado en un libro las experiencias recogidas en ese viaje y de las llamadas telefónicas de su Línea de atención. Pero su compromiso va más allá: fundó la asociación no confesional Paz intercultural y organizó una manifestación antirracista en Berlín a fines de octubre de 2017, a la que asistieron más de diez mil personas.

Aún hoy Ali Can Ali viaja por el este y el oeste de Alemania, cuenta su vida y sus encuentros con ciudadanos xenófobos. Y transmite su notable consigna: "Oponerse a los racistas con amor".

Web de Ali Can

© www.deutschland.de