"Las mujeres deben ser más exigentes"

Es el rostro del feminismo alemán: Alice Schwarzer. En esta entrevista habla de la igualdad de derechos, coronavirus e Instagram.

 Alice Schwarzer, la activista de los derechos de la mujer más famosa de Alemania
Alice Schwarzer,la activista de los derechos de la mujer más famosa de Alemania picture alliance / Henning Kaiser/dpa

Sra. Schwarzer, ¿en qué situación se encuentra Alemania hoy en cuanto a emancipación?
Han pasado muchas cosas en las últimas décadas. Las generaciones más jóvenes están en una posición completamente diferente a la que teníamos nosotras hace 40 años. Pero en comparación con otras democracias occidentales, Alemania aún tiene que ponerse al día en varios aspectos, por ejemplo, en la brecha salarial entre géneros.

¿Han generado la crisis del coronavirus y el consiguiente cierre de escuelas y jardines de infantes, el trabajo a jornada reducida y el teletrabajo una distribución más tradicional de los roles?
En algunos casos individuales, los hombres seguramente han ayudado más en el hogar o se han hecho cargo de la crianza de los hijos. Pero no siempre. "Emma" ha notado que durante la crisis del coronavirus, de repente las tareas domésticas y el cuidado de los niños quedaron aparcados principalmente en las mujeres. Especialmente en parejas más jóvenes y privilegiadas, donde ambos son empleados. Hemos constatado que el número de peticiones de divorcio se ha quintuplicado como resultado de la crisis del coronavirus. En términos porcentuales, la mayor parte de los divorcios se registró en Heinsberg, que fue el epicentro de la pandemia.

¿Se puede considerar la crisis también como una oportunidad para lograr una mayor igualdad?
Creo que la crisis puede ser vista como una oportunidad para una mayor consciencia general sobre el tema. ¿Debemos volver a los viejos hábitos? ¿Necesitamos salir permanentemente de compras? Me gustaría comprobar que la reducción del valor de las meras apariencias exteriores, que fueron impulsadas por las redes sociales como Instagram, se relativicen después de la crisis. Después de todo, mi generación y las que le siguieron han venido luchando valientemente para que las mujeres no solo tuvieran un cuerpo, sino también una mente. Y sería bueno no volver a perder esa mente.

Las mujeres deben reclamar sus derechos.

Alice Schwarzer

¿Cómo ha cambiado el papel de la mujer por el hecho de que cada vez son más las mujeres que trabajan?
En Alemania, país que acuñó el concepto de la madre mala ("
Rabenmutter")  para aquellas mujeres que supuestamente no se ocupan suficientemente de sus deberes de ama de casa, tenemos la tasa más alta de jornada laboral a tiempo parcial entre las mujeres empleadas. La abrumadora mayoría de las mujeres empleadas siguen ocupadas en conciliar la vida laboral y familiar. Todavía no tenemos suficientes guarderías y escuelas de jornada completa. Por eso, las mujeres aún pasan mucho tiempo tratando de conciliar todo. Si hubiera tantos padres (varones) que quisieran conciliar el trabajo y la vida familiar, ya conseguiríamos un gran avance.
 

1977 gründete Alice Schwarzer das frauenpolitische Magazin „Emma“.
En 1977 Alice Schwarzer fundó la revista política
femenina "Emma".   
© picture alliance / EMMA/dpa
 

¿Por dónde tienen que empezar las mujeres para lograr una mayor igualdad?
Las mujeres deben ser más exigentes. Deben reclamar sus derechos. La política y la sociedad pueden contribuir a estructuras que abran más el núcleo familiar, de modo que no solo los padres críen a un niño, sino por ejemplo todo un edificio o todo un barrio. Un pueblo entero, como dicen en África. Sería bueno que ahora hubiera más presión sobre la política, las empresas y los sindicatos. Yo abogo por ejemplo por la semana laboral de tres días para padres de niños aún no escolarizados. Esto permitiría a las madres y a los padres repartir el trabajo más equitativamente.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.