Handmade in Germany

Productos de manufacturas alemanas tienen gran éxito en el país y el mundo.

picture-alliance/dpa - Porzellan
picture-alliance/dpa - Porzellan picture-alliance/dpa - Porzellan

Sin la manufacturas del siglo XVIII, Alemania nunca se hubiera desarrollado económicamente como lo ha hecho, ni tampoco el sello “made in Germany” se hubiera transformado en una fuerte marca en el mundo. Ahora, en la era de la alta tecnología, son empresas alemanas las que, echando una mirada atrás, marcan nuevamente una tendencia: productos de gran calidad hechos a mano gozan de una gran demanda en todo el mundo. Los consumidores de altos ingresos aspiran a adquirir algo de noble calidad y con carácter, como contrapunto a lo volátil y virtual.

En Alemania existen actualmente unas 1.000 manufacturas, con una facturación total de miles de millones, que satisfacen la demanda de objetos exquisitos, desde equipos de audio hasta papel pintado. Esas empresas son apoyadas desde 2010 por la Iniciativa Manufactura Alemana. “Made in Germany” es en todo el mundo sinónimo de calidad en el sector de los productos industriales. Con el nuevo sello “Handmade in Germany” se aspira a promover los productos hechos fuera del circuito de la producción en masa, explica Michael Schröder, presidente de la iniciativa. Aun cuando en el área anglo-estadounidense dominan los productos industriales masivos de grande grupos económicos, también allí la manufactura alemana ocupa un lugar relevante: “Las revistas internacionales se desgranan una y otra vez en elogios para la alta calidad de los productos hechos a mano en Alemania. Ello demuestra que la buena fama de nuestras manufacturas en el mundo no es casualidad.”

Miembros fundadores de la iniciativa son la manufactura de papeles pintados Welter Wandunikate, el fabricante de cocinas Poggenpohl, la empresa de sistemas de audio Burmester, la manufactura de sillas de montar Joh’s Stübben, el constructor de órganos Klais, el fabricante de plumas estilográficas Peter Bock, la manufactura de zapatos Kay Gundlack Schuhmanufaktur y la fábrica de cerámica Königliche Porzellan-Manufaktur KPM. “Nuestra objetivo es dejar claro qué representan las manufacturas alemanas: la producción consciente y apasionada de productos de alta calidad, que realizan un aporte positivo a la imagen de Alemania en el exterior”, concluye Schröder.

www.handmade-in-germany.org

www.deutsche-manufakturen.org

© www.deutschland.de