La Berlín secreta

Te mostramos lugares de Berlín secretos, de moda, futuristas y sentimentales.

Coche Trabant de observación en el Museo del Espionaje
Coche Trabant de observación en el Museo del Espionaje Deutsches Spionagemuseum Berlin

Más allá de las atracciones turísticas clásicas, tales como el Reichstag y la Puerta de Brandeburgo, en Berlín hay muchos lugares inusuales y apasionantes. Acompáñanos en un viaje de descubrimiento:

Museo Alemán del Espionaje: la Berlín enigmática

Durante casi medio siglo, el frente de la Guerra Fría pasó por el medio de Berlín. Los servicios secretos de ambos bandos libraron un intenso duelo y la metrópoli era considerada la "capital de los espías". El Museo Alemán del Espionaje (Leipziger Platz 9) ha recopilado una impresionante selección de objetos: desde la máquina nazi de cifrado Enigma hasta cámaras para sujetadores, micrófonos en zapatos, pistolas en guantes, flechas envenenadas en paraguas y accesorios originales de películas de James Bond.

Pincel de cerveza: un edificio futurista de hormigón

Terminada de construir en 1976, la torre tiene más de 40 metros de altura y está considerada de estilo arquitectónico “brutalista”. Su forma (de pincel) y su uso original (como cervecería) inspiraron a los berlineses para apodarla "pincel de cerveza". El edificio (Schlossstraße 17) está vacío desde 2006, con excepción de la realización de pequeñas performances y eventos de arte. La torre fue utilizada como cuartel general de la policía en la serie "Perros de Berlín" de Netflix. Ahora se planea utilizar la torre como espacio de cotrabajo (coworking).

“Pincel de cerveza”, en Berlín-Steglitz
“Pincel de cerveza”, en Berlín-Steglitz dpa

Klunkerkranich:  vida cultural sobre la azotea

El centro cultural "Klunkerkranich" (Karl-Marx-Strasse 66), sobre la azotea del aparcamiento de un centro comercial en el barrio de moda de Neukölln en Berlín es un ejemplo de novedosa utilización de edificios. Esa práctica se ha convertido en una parte integral del ADN de la ciudad y fascina a los visitantes de todo el mundo.

Cementerio de Dorotheenstadt: una famosa necrópolis

En ningún otro cementerio de Alemania reposan los restos mortales de tantas celebridades como en el Dorotheenstadt (Chausseestrasse 126). Entre otros, los filósofos Hegel y Fichte, los escritores Heinrich Mann y Bertolt Brecht y los arquitectos Stüler y Schinkel hallaron aquí su último lugar de reposo. Vale la pena ver, sobre todo, la capilla del cementerio, restaurada en 2015, con una instalación de luz del artista James Turrell.

Cementerio de Dorotheenstadt
Cementerio de Dorotheenstadt dpa

Teufelsberg: estación de escucha abandonada

Teufelsberg es una colina artificial de 120 metros de altura surgida en Berlín por vertido de escombros después de la Segunda Guerra Mundial. Desde 1950 hasta la caída del Muro de Berlín, en 1991, sobre la colina (Teufelsseechaussee 10) estuvo instalada una estación de escucha de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Luego, las instalaciones se utilizaron como estación civil de radar para el control del tráfico aéreo, hasta 1999. Desde entonces, el edificio permanece vacío y atrae a aficionados al arte callejero y la exploración urbana.

Teufelsberg
Teufelsberg Monika Skolimowska/dpa

Tempelhofer Feld: gigantesco parque urbano

Desde 2010, el antiguo aeropuerto de Tempelhof es usado como parque. Con alrededor de 300 hectáreas, el Tempelhofer Feld es uno de los espacios abiertos más grandes del mundo en medio de una ciudad, casi tan grande como el Central Park de Nueva York. Los berlineses usan ahora el parque para patinar, jardinería, picnics, observación de aves y kitesurfing. La terminal aeroportuaria también es única: en la década de 1930 era uno de los edificios más grandes del mundo.

Tempelhofer Feld
Tempelhofer Feld picture alliance / Andreas Gora

Cuerpo de carga pesada: extraña herencia nazi

Para determinar la subsidencia del suelo de Berlín a efectos de erigir un arco de triunfo gigante en el barrio de Tempelhof, en 1941 los nazis construyeron cerca un igualmente gigantesco cilindro de hormigón macizo para simular la presión que el arco ejercería sobre el terreno: 14 metros de alto, 21 metros de diámetro, 18 metros bajo tierra y de unas 12.000 toneladas de peso, el “cuerpo de carga pesada” es un testimonio del desvarío megalómano nazi (General-Pape-Strasse 34A).

Cuerpo de carga pesada
Cuerpo de carga pesada picture alliance / Arco Images

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo