Las cooperativas en Alemania

Hace más de 160 años, dos hombres desarrollaron en Alemania un modelo socioeconómico: el cooperativismo, que apuesta por la comunidad.

dpa/McPHOTOs - Cooperatives

"Lo que uno no puede conseguir individualmente, lo consiguen muchos". Bajo este lema más de 20 millones de personas están asociadas hoy a una cooperativa en Alemania. Así pueden desarrollar un negocio que no podrían financiar por sí mismos, o por ejemplo participar en la transición energética a través de las 900 cooperativas de generación de energía.

Las cooperativas forman hoy en día parte natural de la vida cotidiana. Si alguien aceptara la oferta de servicios y productos de todas las cooperativas, un día en Alemania podría ser así: el Sr. Müller se levanta a las 7 de la mañana. La leche de su café proviene de una de las 250 cooperativas lecheras en Alemania, los panecillos para su desayuno de una de las 17.000 panaderías asociadas a la cooperativa de panaderías y pastelerías. El Sr. Müller compra la mantequilla y la mermelada en un supermercado cooperativo, como Rewe y Edeka. El Sr. Müller sale de su apartamento, que ha alquilado a una de las 2000 cooperativas de viviendas de Alemania. En el camino al trabajo, lee en el taxi, de una cooperativa de taxistas, el periódico taz, que es editado por una editorial organizada como cooperativa. Después del trabajo, el Sr. Müller retira dinero en efectivo de un banco cooperativo, Volksbank o Raiffeisenbank. La finalidad de estos bancos no es en primer lugar maximizar el beneficio. Cada asociado recibe un porcentaje de las ganancias en forma de dividendo.

El cooperativismo como patrimonio cultural

Esta idea tiene su origen en dos hombres que a mediados del siglo XIX, independientemente uno de otro, crearon instituciones precursoras de las cooperativas de crédito: Franz Hermann Schulze-Delitzsch y Friedrich Wilhelm Raiffeisen. Empezaron otorgando microcréditos a agricultores en condiciones favorables. Prestaban así "ayuda a la autoayuda", en una época en la que se intensificaban extremamente los desequilibrios sociales debido a la industrialización y al éxodo rural.

La idea cooperativista desarrollada por Schulze-Delitzsch y Raiffeisen fue incluida en diciembre de 2014 en la lista nacional del patrimonio cultural inmaterial de Alemania. En 2016 la UNESCO decidirá si la idea cooperativista es incorporada a la lista internacional del patrimonio cultural inmaterial. Desde 1923 se celebra cada primer sábado de julio el Día Internacional de las Cooperativas (International Cooperative Day). En 2015 la celebración es el 4 de julio. Su fin es crear conciencia sobre las cooperativas y evocar la importancia de valores como la solidaridad, la eficiencia económica y la igualdad de derechos.

Día Internacional de las Cooperativas el 4 de julio de 2015

www.genossenschaften.de

www.raiffeisen-gesellschaft.de

© www.deutschland.de