Ciclismo con beneficio

La empresa social "bikuh" premia a los ciclistas por cada kilómetro y protege el clima

bikuh: La publicidad en la rueda paga por kilómetro recorrido.
La publicidad en la rueda paga por kilómetro recorrido. bikuh

Alemania. El tráfico representa aproximadamente una quinta parte de las emisiones de CO2 en Alemania. Especialmente en las ciudades es enorme la contaminación causada por los automóviles. La empresa social "bikuh" motiva a las personas a pasarse a la bici.

Deseo emplear mi esfuerzo en generar valor agregado social.

Angela González, fundadora de la startup „bikuh“

Ésta es la idea

Montar en bicicleta y ganar dinero es, en pocas palabras, la idea de "bikuh". Durante una estancia en Australia, Angela Gonzalez vio a ciclistas que llevaban carteles con anuncios publicitarios. "Entonces algo comenzó a sonar en mi mente", cuenta la fundadora, quien durante sus estudios de gestión de proyectos se ocupó de la responsabilidad empresarial y siempre quiso algo más que simplemente un empleo. "Deseo emplear mi esfuerzo en generar valor agregado social”. Junto con Patrick Kolb desarrolló la idea basada en la bicicleta. Kolb es experto en ventas en el sector de electrónica. En su vida privada él hace todos los caminos en bici. ¿Qué sucedería si pudieras hacer que las empresas pagaran a los ciclistas por andar en bici?

Así funciona la App “bikuh”

La aplicación es el corazón de "bikuh". Permite conectar a ciclistas con anunciantes. Si conduces al menos 100 kilómetros por mes, puedes registrarte y acceder a una selección de auspiciantes. Una vez que el interesado se ha decidido, hace que te instalen un disco con publicidad en tu rueda delantera, en un taller. La aplicación computa qué rutas recorres con el disco. Cuantos más kilómetros recorres, mayor es el pago. Los nuevos miembros empiezan con diez centavos por kilómetro.

Éste es el plan de futuro 

Más de 7.000 ciclistas se han registrado durante la fase piloto en Frankfurt. "Tres cuartos de ellos afirmaron en una encuesta que con “bikuh” usan la bicicleta con más frecuencia de lo que lo hacían antes", afirma Kolb. Después de una fase exitosa de prueba, la empresa ahora quiere crecer. "En los próximos cinco años queremos estar representados en todas las ciudades alemanas con más de 100.000 habitantes".

El Social Impact Lab ha acompañado a los fundadores en el desarrollo de su empresa. "El Lab fue para nosotros un test", dice González. "Tuvimos que plantearnos muchas preguntas: ¿qué forma jurídica debe tener nuestra empresa? ¿Cómo se define el precio de un producto que aún no existe?" También el desarrollo técnico de la aplicación fue un extenso paso para los fundadores. Pero la perseverancia valió la pena.

© www.deutschland.de