Ayuda sin precedentes

Aprueban en Alemania medidas de ayuda sin precedentes por coronavirus.

Kabinett beschließt Hilfspaket
dpa

Berlín, 23 mar (dpa) - El Gobierno alemán aprobó hoy un programa de medidas sin precedentes con el fin de salvar los empleos y las empresas en la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

Para ello, el Ejecutivo encabezado por la canciller Angela Merkel planea asumir este año una nueva deuda récord de 156.000 millones de euros (166.000 millones de dólares).

Las medidas prevén ayudas a familias, inquilinos, empleados, autónomos y empresas afectados por la epidemia que ha dejado el país semiparalizado.

Según supo hoy dpa de círculos del gobierno, el gabinete dio el visto bueno a amplios programas de ayuda y a enmiendas legales de peso.

Las medidas serán sometidas a votación en la sesión de la Cámara Baja (Bundestag) el próximo miércoles y por la Cámara de las Regiones (Bundesrat) el viernes de modo de que la ayuda pueda llegar rápidamente a los afectados por la crisis.

Alemania se despide así de seis años de equilibrio presupuestario para contraer nueva deuda. El Bundestag deberá aprobar una regulación de emergencia que exima al Estado de cumplir la regla de límite de endeudamiento.

El paquete de ayuda aprobado hoy cubre muchas áreas. Las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos, como así también los artistas y los cuidadores de enfermos y ancianos recibirán subvenciones directas de hasta 15.000 euros durante tres meses.

Se establecerá un fondo de estabilización para reforzar las grandes empresas con capital y el Estado podrá tomar una participación en las empresas si es necesario. Al mismo tiempo fue puesto en marcha hoy un programa de crédito especial ilimitado del banco de desarrollo KfW.

Asimismo, el Gobierno dispuso que no se podrá dar aviso de desalojo a inquilinos que no puedan pagar el alquiler debido a la crisis del coronavirus y simplificó los trámites de las ayudas a desempleados de larga duración. También acordó que las familias con déficit de ingresos reciban subsidios con mayor facilidad.

En cuanto al empleo, Berlín dispuso la ampliación de la normativa de la reducción de la jornada laboral para posibilitar a las empresas que conserven los empleados en lugar de enviarlos al paro.

Los ministros dieron también luz verde a una ayuda superior a los 3.000 millones de euros para los hospitales de Alemania y ampliaron los poderes del Gobierno federal en el área de control de epidemias.

Merkel participó en la reunión de gabinete por teléfono, ya que está en cuarentena en su apartamento privado en Berlín desde el domingo por la noche. Un médico que la vacunó el viernes dio positivo en el test de coronavirus.