Cadena perpetua en un juicio por torturas estatales en Siria

Una década después del estallido de la guerra civil siria, un tribunal de Coblenza dicta sentencia histórica.

Lebenslange Haft im Prozess um Staatsfolter in Syrien
dpa

Coblenza (dpa) - En lo que, según la Fiscalía Federal, es el primer juicio penal por torturas estatales en Siria, el acusado ha sido condenado a cadena perpetua. El Tribunal Regional Superior de Coblenza

(OLG) declaró el jueves al sirio Anwar R. culpable de crímenes de lesa Humanidad. El acusado se había declarado inocente, su defensa había pedido la absolución. El juicio, que comenzó en abril de 2020, llegó así a su fin en el día 108 de las vistas. El juicio, con más de 80 testigos y varias víctimas de tortura constituidas en parte civil, había suscitado considerable interés internacional.

Según el Senado Penal del Tribunal Regional  Superior de Coblenza, Anwar R. cometió crímenes contra la Humanidad en 2011 y 2012, durante la fase inicial de la guerra civil siria. El hombre de 58 años era responsable de la tortura de al menos 4.000 personas como jefe de Interrogatorios en una prisión del Servicio General de Inteligencia en la capital siria, Damasco. La sentencia aún no es jurídicamente vinculante. La Fiscalía Federal había exigido la cadena perpetua y la declaración de especial gravedad de culpabilidad, lo que prácticamente  descarta la salida de la cárcel después de 15 años.

El principio del derecho internacional en el derecho penal internacional permite el enjuiciamiento de posibles crímenes de guerra cometidos por extranjeros en otros Estados también en Alemania. Anwar R. había sido identificado por víctimas de tortura tras huir a Alemania y detenido en Berlín en 2019.