"El G7 ha vuelto"

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, se compromete a dar una señal clara en favor de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la democracia en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G7 en Londres.

„Die G7 sind wieder da“
dpa

Berlín/Londres (dpa) - El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas, espera que la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G7 en Londres envíe una señal clara en favor de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la democracia. "En todo el mundo, Estados autoritarios intentan enfrentarnos, romper las reglas se está convirtiendo en la norma, ya sea en el Indo-Pacífico, en América Latina o en Europa del Este", señaló el político del SPD el lunes antes de su partida desde Berlín. "Es importante que una vez más nos mantengamos unidos y creíbles frente a este fenómeno con nuestros valores, como la democracia, el Estado de Derecho, los derechos humanos y un orden mundial basado en normas ".

"El G7 ha vuelto", añadió Maas. Sin embargo, la competencia contra los Estados autocráticos no puede ganarse sólo con meras declaraciones. "Debemos sobre todo hacer las mejores ofertas", apuntó, como una campaña mundial de vacunación para toda la población, especialmente en países pobres, un "cambio de rumbo en materia de protección del clima" y un comercio mundial guiado por reglas justas y transparentes. "Y un modelo sostenible de cooperación para el desarrollo que abra oportunidades de forma permanente para salir de la pobreza, a través de la educación, especialmente para las niñas".

Los ministros de Asuntos Exteriores de los países del G7 desean definir el martes en Londres su curso frente a China y Rusia. Otros temas serán los conflictos en Siria, Ucrania, Myanmar y Afganistán. Al margen de las consultas, Maas se reunirá con el Secretario de Estado estadounidense Anthony Blinken para mantener conversaciones bilaterales.

Se trata de la primera reunión presencial en dos años de los ministros de Asuntos Exteriores de los siete principales países industrializados de Occidente.  Además de Gran Bretaña, como país anfitrión, y Alemania, el grupo está integrado por Estados Unidos, Francia, Italia, Canadá y Japón, Corea del Sur, Australia, India y Sudáfrica también han sido invitados a las conversaciones en Londres. La presidencia británica quiere hacer aún más del G7 un foro central para las principales democracias.