Entran en vigor normas más estrictas de coronavirus

El número de infecciones por coronavirus está aumentando rápidamente en Alemania. A partir de ahora se aplican normas más estrictas en muchos lugares. También hay nuevas normas para el lugar de trabajo y para los viajes en tren.

Schärfere Corona-Regeln in Kraft
dpa

Berlín (dpa) – En vista del aumento masivo de los contagios de coronavirus, han entrado en vigor nuevas medidas en muchas regiones de Alemania. En varios estados federados, a partir del miércoles sólo se permite la entrada a muchos lugares solo a personas vacunadas o recuperadas de la enfermedad. Además, entra en vigor una Ley de Protección contra Infecciones modificada, que establece normas más estrictas en el lugar de trabajo y en autobuses y trenes.

Las nuevas normas en muchos estados federados afectan principalmente a los no vacunados. Sin embargo, también se aplican normas más estrictas en algunos casos a vacunados y recuperados. En Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo, incluso las personas vacunadas y recuperadas de la enfermedad tienen que presentar un test negativo actual para acceder a discotecas, clubes o fiestas de carnaval. En Baden-Württemberg se aplica una normativa similar. Además, las personas no vacunadas en lugar con una alta incidencia podrán salir a la calle por la noche solo con una razón justificada y tampoco tendrán acceso a la mayoría de las tiendas, aunque el abastecimiento básico de alimentos, por ejemplo, queda excluido.

En Baviera, las personas no vacunadas sólo pueden reunirse con muy pocas personas. Discotecas y bares deben cerrar, y los restaurantes sólo pueden permanecer abiertos hasta las 10 de la noche. Se cancelan los mercados navideños. En eventos culturales y deportivos, se permite el ingreso de con un máximo del 25% de aforo. En lugares con una tasa de incidencia de más de 1000 en siete días deberán cerrar los restaurantes, hoteles y locales deportivos y culturales.

En virtud de la nueva Ley de Protección contra Infecciones, a partir del miércoles sólo se permitirá el acceso a la empresa a aquellos empleados y trabajadores que estén vacunados, recuperados de la enfermedad o que cuenten con una prueba negativa. Esto también se aplica a los pasajeros de autobuses y trenes.