Sin cambio de rumbo en la política respecto del coronavirus

En Alemania, las normas por el coronavirus existentes seguirán vigentes por el momento. Sin embargo, el Gobierno alemán lanza una nueva campaña de vacunación.

 

Olaf Scholz nach Beratungen zu Corona-Maßnahmen
dpa

Berlín (dpa) - En Alemania se mantendrán las restricciones existentes en vista de la rápida propagación de la variante ómicron del coronavirus. Así lo acordó el canciller Olaf Scholz el lunes en una reunión con los ministros presidentes de los estados federados. "Por ahora, se trata de mantener el rumbo", señaló el Canciller.  La dirección tomada con las estrictas restricciones de contacto ha contribuido a que Alemania pueda hacer frente a la pandemia de forma diferente a muchos países vecinos. "No obstante, las cifras de infección son muy elevadas, y por eso debemos seguir siendo cautos".

Para aumentar la tasa de vacunación en Alemania, el Gobierno Federal quiere promover la vacunación contra el coronavirus con más ímpetu que antes. Con gran esfuerzo, el Gobierno ha lanzado una nueva campaña de vacunación y refuerzo, explicó Scholz. Además de los carteles con el lema "La vacunación ayuda", ahora habrá más llamamientos en la radio y también en las plataformas de las redes sociales. El objetivo es convencer al mayor número posible de personas para que se vacunen en los próximos días y semanas, especialmente para la primera vacuna y la tercera de refuerzo.

Hasta ahora, el 75,5% de la población alemana ha recibido al menos una dosis de vacunación contra el coronavirus, según el Instituto Robert Koch. El Gobierno alemán pretende que el 80% de las personas que se vacunen por primera vez lo hagan a finales de mes. El 73,4% de la población dispone de una protección básica completa. Esto suele requerir dos dosis de vacunación. Según el RKI, más de la mitad de la población alemana ya ha recibido la segunda vacuna de refuerzo.