Von der Leyen quiere una UE más ágil

Ursula von der Leyen ve grandes retos para la Unión Europea. ¿Qué conceptos tiene la presidente alemana de la Comisión Europea?

Ursula von der Leyen
picture alliance/dpa

Estrasburgo (dpa) - Ante la pandemia del coronavirus, la crisis de Afganistán y las crecientes rivalidades internacionales, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von Leyen, quiere que la Unión Europea tenga una capacidad de actuación y resistencia mucho mayor. "Estamos entrando en una nueva era de intensificación de la competencia", dijo el miércoles en el discurso sobre el estado de la Unión de este año. El liderazgo climático y económico es fundamental para los objetivos globales y de seguridad de Europa, señaló. Sin embargo, la Unión Europea de Defensa también era necesaria.

En concreto, von der Leyen anunció, entre otras cosas, el plan de reforzar la producción de chips de alto rendimiento en Europa para eliminar la dependencia de productores asiáticos. "Mientras que la demanda se ha disparado en todo el mundo, la participación de Europa en la cadena de valor ha disminuido, desde el diseño del producto hasta la capacidad de fabricación", criticó. Por eso hay que reunir la capacidad de investigación y desarrollo de talla mundial y coordinar las inversiones de la UE, añadió. No se trata sólo de nuestra competitividad, sino también de una cuestión de soberanía tecnológica.

Desde los teléfonos inteligentes y los patinetes eléctricos hasta los trenes o las fábricas inteligentes : "no hay producto digital sin chips", puntualizó von der Leyen.

Para evitar la competencia desleal de terceros países, se prohibirá en toda la UE los productos fabricados con trabajo forzado. "Los derechos humanos no son algo negociable, ni por ningún dinero del mundo", expresó esta alemana de 62 años. Hacer negocios a nivel mundial es bueno, comentó, al igual que el comercio mundial es bueno y necesario. Pero no a costa de la dignidad y la libertad de las personas. Hay unos 25 millones de personas afectadas en el mundo por el trabajo forzado.

Como lección de la pandemia del coronavirus, se espera invertir 50.000 millones de euros en atención sanitaria preventiva en toda la UE durante los próximos seis años. Ningún virus debería volver a convertir una epidemia local en una pandemia mundial, apuntó von der Leyen. "No hay mejor inversión para nuestro dinero". Al mismo tiempo, la proyectada Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias de la UE, Hera, debería estar pronto en funcionamiento. La gestión de la pandemia del coronavirus en la UE fue un éxito, opinó. Más del 70% de los adultos están vacunados completamente. La prioridad ahora debe ser el avance de la vacunación en todo el mundo. La UE donará otros 200 millones de dosis de vacunas hasta mediados de 2022.

Con el trasfondo de los acontecimientos en Afganistán, von der Leyen abogó por la ampliación de la Unión Europea de Defensa. En su discurso, promovió así la idea de un centro conjunto de situación y análisis y propuso una exención del IVA en la compra de equipos de defensa desarrollados y fabricados en Europa. Según von der Leyen, las decisiones fundamentales se tomarán en el primer semestre del próximo año en una "Cumbre Europea de Defensa" organizada con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Hay que decidir cómo utilizar las posibilidades del Tratado de la UE en el ámbito de la defensa, explicó el político de la CDU.

Con vistas a la ya discutida creación de una nueva fuerza de reacción rápida de la UE, von der Leyen advirtió que también debía ocuparse de una cuestión fundamental. "Se pueden tener las fuerzas armadas más avanzadas del mundo, pero si nunca se está preparado para utilizarlas, ¿de qué sirven?", preguntó. Lo que ha frenado a la UE hasta ahora, agregó, no es sólo la falta de capacidad, sino también la falta de voluntad política. "Si desarrollamos esa voluntad política, podemos hacer mucho a nivel de la UE", concluyó.