Gobierno alemán combate la desinformación

Las noticias falsas engañan a la gente y ponen en peligro la democracia. Así responde Alemania a esta amenaza.

Las mentiras amenazan la democracia.
Las mentiras amenazan la democracia. AdobeStock

Las fake news, es decir, la desinformación que se difunde a través de Internet, son un reto mundial, especialmente para los gobiernos democráticos. También Alemania combate mediante información transparente y basada en hechos las medias verdades, las campañas de desinformación dirigidas por el Estado, las teorías conspirativas o la propaganda.

¿Quién es responsable del control y corrección de noticias falsas?

Cuando se trata de corregir una información falsa concreta, Alemania recurre a los ministerios competentes en cada materia. Por ejemplo, al Ministerio de Sanidad cuando se trata de los ficticios peligros de vacunas contra el coronavirus, o al Ministerio de Asuntos Exteriores en el caso de las declaraciones falsas o engañosas sobre la guerra de agresión rusa contra Ucrania.

Más allá de la corrección de noticias falsas específicas, la lucha contra las noticias falsas se divide en varios pasos.

1. Reconocimiento y análisis de la desinformación

Los ministerios y las autoridades siguen la situación de las noticias. Por ejemplo, el Ministerio de Asuntos Exteriores está en contacto permanente con los socios bilaterales internacionales de Alemania y con organizaciones como la UE, el G7 o la OTAN. Los organismos de seguridad, como la Oficina Federal de Protección de la Constitución, también recogen y analizan información.

2. Reacción coordinada

Las reacciones ágiles a las informaciones falsas son especialmente importantes en tiempos de crisis. Por ello, el Ministerio Federal del Interior, por ejemplo, dirige desde el ataque ruso a Ucrania un grupo de trabajo que se centra especialmente en la desinformación rusa y coordina el intercambio y la respuesta de los ministerios afectados.

3. Lucha contra la desinformación

Las noticias falsas se difunden sobre todo a través de las redes sociales. Por lo tanto, lo primero y más importante es que sus operadores actúen contra la desinformación. Para ello, la Ley de Vigilancia de la Red (NetzDG) en Alemania y la Ley de Servicios Digitales a nivel europeo deben hacer que los operadores cumplan con su responsabilidad.

4. Identificación y seguimiento de la situación

Más allá de los casos concretos, la difusión de información falsa sigue ciertos patrones. El Ministerio Federal de Educación e Investigación apoya proyectos de investigación científica sobre el fenómeno.

5. Sensibilización de los ciudadanos

El paso más importante en la lucha contra las noticias falsas es la educación y sensibilización. El Ministerio Federal de Familia, Tercera Edad, Mujer y Juventud (BMFSFJ) apoya el proyecto“ Demokratie Leben!" con 14 centros de competencia y más de 600 medidas con un presupuesto anual de 165,5 millones de euros. La educación y el fomento de la democracia son también tarea de la Agencia Federal de Educación Cívica (BpB).

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.