Nueve razones para preservar los pueblos

El geógrafo Gerhard Henkel cree que el éxodo rural y la desaparición de los pueblos son perjudiciales para la democracia. Esta es la situación en los pueblos alemanes.

Pueblos y aldeas en Alemania: un espacio agradable de vida.
Pueblos y aldeas en Alemania: un espacio agradable de vida. PantherMedia/DmitryRukhlenko

El geógrafo Gerhard Henkel cree que el éxodo rural y la desaparición de los pueblos son perjudiciales para la democracia. Esta es la situación actual en pueblos alemanes.

El futuro de los pueblos es una gran preocupación para el geógrafo humano Gerhard Henkel. Su libro "Preservar los pueblos. Qué hacer ahora" proporciona material para el debate sobre las consecuencias políticas del éxodo rural. Aquí el exprofesor de la Universidad de Duisburg-Essen explica lo que hay que cambiar.

Geografie-Professor Gerhard Henkel gilt in Deutschland als „Anwalt der Dörfer“.
Geografie-Professor Gerhard Henkel gilt in Deutschland als „Anwalt der Dörfer“.
Privat

Señor Henkel, usted insta a preservar los pueblos. ¿Cómo es la situación actual en las zonas rurales?
Lo positivo es que los cambios económicos y sociales de las últimas décadas han traído mucho progreso a los pueblos. Gracias a la educación y la movilidad, la población rural es hoy más pudiente, más liberal y más cosmopolita. El pueblo es apreciado generalmente por sus habitantes y visitantes.

Lo negativo es que la mayoría de los pueblos han perdido empresas, empleos e infraestructura. Carecen de escuelas, hoteles, tiendas, oficinas de correos, sucursales bancarias e iglesias. Los jóvenes emigran, las personas mayores se quedan. Un círculo vicioso de pérdidas reales y mal estado de ánimo marca hoy muchísimo la vida en el pueblo.

Éxodo rural: casa abandonada en un pueblo de Mecklenburg.
Éxodo rural: casa abandonada en un pueblo de Mecklenburg. dpa

Usted opina usted que las políticas nacionales y provinciales debilitan a los pueblos. ¿Qué quiere decir con eso?
Como resultado de las reformas territoriales adoptadas "desde arriba", muchos pueblos se han convertido en barrios periféricos sin poder de grandes aglomeraciones urbanas. Perdieron la autodeterminación local construida a lo largo de los siglos, con el alcalde y el consejo municipal. En toda Alemania, más de 300.000 políticos locales ad honorem han sido eliminados debido a las reformas territoriales. Como resultado, se diluyó una base democrática existente en más de 20.000 aldeas y pueblos. Los estudios demuestran que las reformas territoriales no han ahorrado fondos, sino que han causado devastadoras pérdidas democráticas e infraestructurales.

¿Qué debería cambiar?
Si los gobiernos locales en zonas rurales volvieran a tener más poder, su reputación crecería. Los ciudadanos volverían a participar. Deberían participar activamente en la política local, pero también en clubes y asociaciones.

¿Por qué no deben desaparecer los pueblos y aldeas?
El campo representa el 90 por ciento del territorio alemán, y aquí vive más del 50 por ciento de la población. Los pueblos son tan importantes para el Estado y la sociedad como la gran ciudad. Hay nueve buenas razones para ello:

  • Más del 50 por ciento del valor añadido de Alemania se genera en zonas rurales, y muchas empresas líderes del mercado mundial tienen su sede en pueblos y ciudades pequeñas de Alemania.
  • El campo suministra a la sociedad alimentos y materias primas como agua, madera y energía renovable.
  • Los habitantes de las zonas rurales son más felices con su entorno.
  • Los niños y los jóvenes pueden crecer más sanos aquí.
  • Los estilos de vida rurales están de moda.
  • Existe un alto nivel de competencia para abordar las tareas y problemas locales ad honorem o a través de cooperativas.
  • La responsabilidad propia está profundamente arraigada en aldeas y pueblos.
  • El campo ofrece paisajes culturales de calidad superior.
  • Aquí existe una forma de vida alternativa, caracterizada por la cercanía a la naturaleza y a las personas.

Entrevista: Tanja Zech

© www.deutschland.de