Carreras de exparticipantes en “La juventud investiga”

El concurso para alumnos “La juventud investiga” fomenta a los jóvenes que se interesan por las ciencias naturales.

picture-alliance/dpa -Daniel Gurdan
picture-alliance/dpa -Daniel Gurdan picture-alliance/dpa -Daniel Gurdan

Carina Lämmle acababa de cumplir 16 años cuando se confrontó por primera vez con estudiantes de la Universidad de Biberach, en Baden Wurtemberg. Con gran soltura les explicó a los estudiantes, de algunos años más de edad, cómo se opera un espectrómetro de masas, un aparato que separa y cuenta núcleos atómicos en función de su relación carga-masa. Carina conocía la técnica a la perfección: en el Centro de Investigación Escolar de Wurtemberg del Sur había descubierto hacía ya algunos años su interés por justamente esa área. Con un aparato que ella misma había desarrollado había analizado junto con otros dos alumnos un procedimiento químico de separación de los componentes de mezclas de materiales. Los resultados los transfirieron luego a su aparato, mejorando así el proceso de separación. Con ese proyecto se presentaron en 2011 en el concurso “La juventud investiga”. Los investigadores jóvenes impresionaron con su proyecto al jurado y fueron declarados ganadores federales en la categoría “Mejor trabajo interdisciplinario”.  Poco después, Carina Lämmle tomó parte en una visita guiada a la Universidad de Biberach, donde el decano de Biotecnología Farmacéutica la invitó de inmediato a trabajar allí en la investigación científica.

Han investigado ya más de 200.000 jóvenes

Justamente esa es la idea de “La juventud investiga”: apoyar lo más temprano posible a talentosos jóvenes, familiarizarlos con los más modernos métodos y allanarles la senda hacia la investigación o las empresas. El concurso fue creado en 1965 por Henri Nannen, por entonces redactor jefe de la revista “Stern”. Hoy es apoyado también por el Gobierno federal, colegios y el sector privado. En el concurso pueden participar jóvenes solo con proyectos de ciencias naturales. Hasta ahora han tomado parte en él más de 200.000 jóvenes. La mayoría realizó luego estudios de ciencias naturales y técnica, matemáticas o medicina. Muchos hicieron carrera en el área de la investigación y el desarrollo. Con la idea que desarrollaron para “La juventud investiga” muchos fundaron incluso empresas. Uno de ellos es Daniel Gurdan. Con siete proyectos presentados, es uno de los más exitosos participantes en el concurso. Gurdan desarrolló, por ejemplo, un cuadricóptero, un pequeño helicóptero con cuatro rotores. En 2006 fundó junto con otros exparticipantes en el concurso la empresa Universal Flying Objects. Un año más tarde le siguió Ascending Technologies GmbH, otra empresa, que desarrolla y vende pequeños aparatos voladores para universidades y usuarios profesionales en las áreas de la fotografía, la industria y la investigación.  

 

www.jugend-forscht.de

 

© www.deutschland.de