Una central eléctrica virtual

El Gobierno alemán fija objetivos ambiciosos para el desarrollo de energías renovables. En esta serie, presentamos proyectos que impulsan la transición energética. Serie deutschland.de “Transición energética”, 1ª parte

Monteur
picture-alliance/ZB

La electricidad viene del tomacorriente. Pero en el futuro, la electricidad también provendrá de centrales ecológicas “virtuales” que se acoplan entre sí a través de una red inteligente. La electricidad generada por la energía eólica, solar y de biomasa contribuye cada vez más a satisfacer el consumo de electricidad en Alemania y cubre ya más del 25 por ciento del total. El modelo energético se transforma. Otras plantas se activan y desactivan flexiblemente, en función de la cantidad producida por la fluctuante energía ecológica. Esto ya lo pueden hacer las clásicos centrales de gas natural, pero también cada vez más las “centrales eléctricas virtuales”.

La empresa municipal Trianel de la ciudad de Aquisgrán (Aachen) acaba de poner en marcha una nueva variante como proyecto piloto. 25 pequeñas plantas de cogeneración de energía suministran a la vez electricidad y calefacción en hogares están conectadas entre sí y controladas centralmente como una planta única. El combustible es el hidrógeno que se produce cerca de allí a partir de gas natural. La ventaja especial es que la energía se genera allí donde se necesita. Esto reduce la carga para las redes de distribución de electricidad y evita pérdidas de transmisión, las cuales, según Trianel llegan a un diez por ciento en el caso de generación en grandes centrales eléctricas.

El ministro de Medio Ambiente de Alemania, Peter Altmaier (CDU), asistió a la inauguración del proyecto piloto, en el que participan 15 empresas de servicios públicos municipales y regionales. “Creo firmemente que lo que ustedes hacen aquí es el comienzo de un desarrollo completamente nuevo”, señaló el ministro. Estas centrales virtuales asociadas son “hitos pioneros en el camino hacia una exitosa transición energética”.

El sistema energético del futuro será inteligente y versátil. También aerogeneradores, paneles solares y plantas de biogás se pueden integrar en “centrales eléctricas virtuales”, las cuales pueden estar situadas en diferentes regiones. Así, la producción de electricidad verde podrá ser más segura, ya que la planta de biogás puede suplantar las energías eólica y solar cuando éstas se interrumpen. Otro componente de la “red inteligente” es la posibilidad de activar o desactivar grandes consumidores de energía, como cámaras frigoríficas, en función de la disponibilidad.

www.bmu.de/allgemein/aktuell/160.php

© www.deutschland.de