Hecho a mano

Variedad de formas, colores y técnicas: tres manufacturas alemanas que entusiasman a gente en todo el mundo.

Artístico trabajo en la Porzellan-Manufaktur Meissen
Artístico trabajo en la Porzellan-Manufaktur Meissen dpa

Alemania es un país industrial y de alta tecnología. Pero simultáneamente hay en Alemania numerosas manufacturas en las que se da gran importancia al trabajo hecho a mano y la destreza técnica. Tres de las grandes manufacturas con proyección mundial:

Nomos Glashütte: la mayor manufactura de relojes de Alemania

Cuando visitó el taller de Nomos Glashütte, hace algunos años, el escritor estadounidense Gary Shteyngart percibió un “silencio monástico”. Regresó a su país con una sensación de felicidad: "Nomos sigue celebrando la dignidad del trabajo", escribió en 2017 en un artículo para el semanario The New Yorker, en el que elogió la manufactura en la localidad de Glashütte, Sajonia, como lugar de producción creativa. Ninguna otra empresa produce tantos relojes en Alemania. Y ello con el máximo esmero artesanal: hasta que un reloj está terminado pueden pasar varios años.

Trabaja de alta precisión en Nomos Glashütte
Trabaja de alta precisión en Nomos Glashütte dpa

Meissen: la más antigua manufactura de porcelana de Europa

La manufactura Porzellan-Manufaktur Meissen emplea a creadores de formas que trabajan con gran precisión, artísticos modeladores e incluso pintores de finas espadas. Estos últimos son quienes desde 1722 pintan a mano la marca azul cobalto de dos espadas cruzadas en tazas, platos, cuencos y muchas otras piezas. Esta manufactura de porcelana de Sajonia fue fundada en 1710. Singular en el mundo es la variedad de formas y modelos utilizados por sus artesanos, que en gran parte se han conservado a través de los siglos. El laboratorio de colores de la fábrica, por su parte, sigue produciendo permanentemente nuevos tonos.

Modeladora trabajando en la Porzellan-Manufaktur Meissen
Modeladora trabajando en la Porzellan-Manufaktur Meissen dpa

Glashütte Lamberts: líder mundial de mercado de vidrio plano soplado a boca

“Es como una figura de danza: todos deben saber exactamente dónde está su colega.” Robert Christ, gerente general de Glashütte Lamberts, describe así un trabajo perfectamente coreografiado llevado a cabo cerca del abrasador calor del horno de vidrio. Muchos pasos son necesarios para que la masa de vidrio blanda y resplandeciente se convierta en un vidrio plano codiciado en todo el mundo. La manufactura de vidrio Lamberts, en el Alto Palatinado, produce actualmente vidrio para las esferas del campanario del Big Ben de Londres. Vidrio de Lamberts se colocó también en la Catedral de Colonia, el Rockefeller Center de Nueva York y la estación de metro del aeropuerto de Shenzhen, China. Solo hay otras dos manufacturas que producen vidrio plano soplado a boca, una en Francia y una en Polonia. Exclusiva de Lamberts es la variedad de más de 5.000 colores diferentes en los vidrios que ofrece.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo