“Ayudar con tecnología”

El técnico ortopédico Tolga Kaya relata en un vídeo qué hace que su profesión sea tan especial.

Tolga Kaya trabaja como técnico ortopédico en Fráncfort del Meno.
Tolga Kaya trabaja como técnico ortopédico en Fráncfort del Meno. Christina Iglhaut/FAZIT Communication

Un oficio de alta tecnología, que sigue fascinando a Tolga Kaya hasta hoy: “Antes de mi formación, no sabía que había tantas maneras de ayudar a las personas con tecnología”, dice el joven de 25 años sobre su trabajo como técnico ortopédico en Fráncfort del Meno. Con gran destreza manual, Kaya fabrica y repara prótesis y órtesis que sustituyen o apoyan funcionalmente partes del sistema neuromusculoesquelético. Kaya también debe tener conocimientos de tecnología digital, por ejemplo, para ajustar articulaciones de rodilla controladas por computadora.

El de técnico ortopédico es uno de los más de 130 oficios especializados en Alemania. Se aprende en el marco de la formación dual: la parte práctica se enseña en una empresa; la teórica, en una escuela de formación profesional. Tolga Kaya completó los tres años de formación inmediatamente después de terminar sus estudios secundarios. Hoy es director técnico de producción de su empresa. Su trayectoria como técnico ortopédico continúa: ahora sigue estudiando para transformarse en maestro en su oficio.

Kaya, cuyos abuelos vinieron a Alemania de Turquía como trabajadores inmigrantes, además de alemán, también habla turco. Otros colegas de su empresa hablan ruso o serbocroata, por ejemplo. “Algunos clientes se sienten más cómodos si se les habla en su lengua materna”, dice. Cuando se trabaja como técnico ortopédico, en el tratamiento de limitaciones físicas es tan importante la empatía como el talento artístico, por ejemplo, para decorar prótesis con figuras brillantes o de cómics, como piden los clientes. Kaya dice: “es también una profesión muy creativa”.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo