Ciudades inteligentes

Las grandes ciudades desempeñan un papel clave en la protección del clima. La red C40 les ayuda a aprovechar ese rol.

Cuando se trata de la protección del clima, las grandes ciudades - Tokio en este caso - pueden ser pioneras.
Cuando se trata de la protección del clima, las grandes ciudades - Tokio en este picture alliance

Cuando se trata de la protección del clima, la atención se centra normalmente en los Estados nacionales, que son los que negocian en el marco de las Naciones Unidas y establecen objetivos nacionales para la energía, el transporte o la industria. Pero las ciudades también son decisivas. Es allí donde la protección del clima se implementa, y es allí donde la gente percibe las consecuencias del cambio climático con especial fuerza.

Más de la mitad de la población mundial vive ya en ciudades, y la tendencia es creciente. Las ciudades consumen una cuarta parte de las necesidades energéticas mundiales y son responsables del 70 al 80 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero. Las grandes ciudades sufren en particular las olas de calor. Además, más de dos tercios de las megalópolis están situadas en regiones costeras y, por lo tanto, están directamente amenazadas por el aumento del nivel del mar.

Por eso, muchas ciudades han constituido alianzas climáticas. La más conocida es la red C40 – Cities Climate Leadership Group. Algunos hechos y cifras:
 

  • Creada en 2005
  • 96 ciudades asociadas con un total de más de 650 millones de habitantes
  • una cuarta parte de la producción económica mundial
  • 2.400 millones de toneladas de emisiones de CO2 por año
  • Miembro alemán del C40: Berlín, como ciudad pionera en la protección del clima, Heidelberg participa en calidad de miembro asesor.

El objetivo de la red es reducir notablemente las emisiones y reconstruir la infraestructura urbana de una manera neutral para el clima. Los enormes costos relacionados no pueden ser sufragados por las propias ciudades. Para ayudarles a encontrar una financiación alternativa, el C40 está trabajando con la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), entre otros.

Como resultado, 15 grandes ciudades de todo el mundo ya están recibiendo apoyo. Una de ellas es miembro del C40, Ciudad Quezon, en Filipinas. C40 y GIZ están apoyando a la metrópoli de tres millones de habitantes en sus esfuerzos por instalar sistemas fotovoltaicos en los techos de 50 escuelas. Esto no solo es una señal para la expansión nacional de las energías renovables. Al mismo tiempo, las escuelas están siendo abastecidas de forma directa y segura con electricidad, y por eso pueden servir también como puntos de encuentro y refugios en caso de desastres.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informativo: