Los retornados

Los lobos y los linces están de vuelta en Alemania - y hay esperanza para el retorno permanente de alces, bisontes y osos.

Lobo con cachorros en Baviera
Lobo con cachorros en Baviera picture alliance / blickwinkel/H. Pieper

Lobo en una pradera de Sajonia: desde hace algunos años, un mayor número de lobos en libertad viven en particular en los Estados del este de Alemania. Según estudios recientes, se ha confirmado la existencia de 105 manadas, 25 parejas y 13 animales solitarios en toda Alemania. El lobo, que había sido desterrado, vuelve ahora como especie estrictamente protegida por la Ley Federal de Conservación de la Naturaleza.

Wolf
picture alliance / blickwinkel/S. Meyers

Dos cachorros de lince en un nicho de rocas en el bosque del Palatinado: 20 linces provenientes de Suiza y Eslovaquia se han asentado allí desde 2016, y han dado a luz hasta ahora diez cachorros. En total, hay ahora por lo menos 137 linces de nuevo viviendo en Alemania, la mayoría de ellos en Baviera.

Zwei Luchsjunge
picture alliance / Alexander Sommer/Stiftung Natur und Umwelt RLP/dpa

¿Un alce salvaje en medio de un rebaño de vacas? Sí, en los últimos años los alces han emigrado con frecuencia de Polonia a Alemania oriental, y a "Bert" curiosamente le gusta unirse a los rebaños de vacas. Se le implantó un dispositivo de rastreo para que sus migraciones puedan ser rastreadas para fines científicos. Los ambientalistas buscan la reintroducción permanente de estos grandes ciervos que poblaron toda Alemania por última vez a principios de la Edad Media.

Wilder Elch
picture alliance/dpa

Bisontes en el Parque Nacional del Valle del Bajo Oder: una pequeña manada se ha asentado allí desde 2012. En el proyecto transfronterizo "ŁośBonasus" (alce y bisonte), organizaciones como el Fondo Mundial para la Naturaleza y el Centro Leibniz de Investigación del Espectro Agrícola (ZALF) también apoyan el retorno natural de bisontes y alces desde Polonia hacia Alemania.

Wisente
picture alliance/dpa

Oso pardo en un parque de vida silvestre en Baja Sajonia: la última vez que se observó en Alemania un oso pardo en estado silvestre, que había migrado de Italia, fue en 2019, en Baviera. En 2018, un estudio científico identificó 16.000 kilómetros cuadrados de hábitat potencial para osos en Alemania. Aunque todo es aún muy teórico, al menos en los Alpes alemanes los científicos ven buenas posibilidades de un retorno permanente de los osos pardos.

Braunbär
picture alliance/dpa

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.