La obra de Le Corbusier como parte del Patrimonio Mundial

La UNESCO decide en 2016 si la obra total del arquitecto suizo-francés es incluida en la lista del Patrimonio Mundial. A ella pertenecen también dos casas en Stuttgart.

gonzalez/weissenhofmuseum - Haus Le Corbusier in der Weissenhofsiedlung Stuttgart

La alianza es realmente global: Alemania, Argentina, Bélgica, India, Japón y Suiza presentaron en conjunto una solicitud para que la obra total de Le Corbusier pase a formar parte de la Herencia de la Humanidad. ¿Qué une a esos países? En todos ellos ha dejado huellas Le Corbusier, uno de los más importantes arquitectos y urbanistas del siglo XX. En Alemania son dos casas que diseñó Le Corbusier para la urbanización Weissenhofsiedlung, en Stuttgart. 

La urbanización Weissenhofsiedlung, con sus 33 casas de techo plano, formó parte, en 1927, de la exposición de arquitectura “Die Wohnung” (La vivienda), en la que se aspiró a dar respuestas contemporáneas a la cuestión de la “vivienda adecuada” y tuvo una gran repercusión internacional. La muestra fue organizada fue por la asociación de arquitectos, artistas e industriales Deutscher Werkbund, la ciudad de Stuttgart y el arquitecto Mies van der Rohe. La urbanización está considerada un “manifiesto de la modernidad”. Las casas de Le Corbusier despertaron entonces particular interés. En sus casas, la división del espacio podía ser modificada gracias a paredes corredizas. Las casas demuestran “el destacado papel que Le Corbusier desempeña para la arquitectura del siglo XX”, dice el municipio de Stuttgart.

Ya el tercer intento

En julio de 2016, la UNESCO decide si las construcciones en Stuttgart –junto con otras 16 en otros países– merecen pasar a integrar la lista del Patrimonio Mundial. Es ya el tercer intento de los postulantes. En 2009 y 2011, su solicitud fue rechazada, por recomendación de  Icomos, el Consejo Mundial de Monumentos y Sitios. La decisión tuvo que ver con que la postulación arrojó preguntas en relación con la definición de “Herencia de la Humanidad”. Anteriormente habían sido incluidos en la lista solo edificios aislados o complejos edilicios. En este caso se trata de destacar la obra total de un artista. En el pasado fue objeto de intensas discusiones si de esa forma se diluye o no la idea del Patrimonio Mundial. Hoy existen –por ejemplo, con las villas de Andrea Palladio en la región del Véneto– otros ejemplos de Herencia de la Humanidad que no se limita a un solo sitio. Los amigos de la arquitectura esperan que esta vez la decisión sea favorable a la inclusión de las casas de Le Corbusier.

Sesión del Comité del Patrimonio Mundial, del 10 al 20 de julio de 2016, en Estambul

www.stuttgart.de/weissenhof

www.unesco.de/kultur/welterbe/welterbe-deutschland/tentativliste.html

© www.deutschland.de