Una aldea con energía

Impulsores de la transición energética: Doreen Raschemann ayudó a hacer de Feldheim la primera localidad de Alemania energéticamente autosuficiente.

Energiequelle GmbH - Feldheim

Feldheim, una localidad cerca de Potsdam, en el estado federado de Brandeburgo, tiene solo 135 habitantes. Pero, es visitada por más de 3.500 personas cada año, desde clases de escuela, pasando por delegaciones internacionales hasta el jefe de Estado de Myanmar. ¿Qué hace a Feldheim tan interesante? Es la primera localidad de Alemania energéticamente autosuficiente. La electricidad y el calor los genera con plantas eólicas y de biogás. En invierno es activada además una central térmica de astillas de madera, alimentada con madera muerta de un bosque cercano. El precio de la electricidad es imbatible y el abastecimiento constante de calor está asegurado. 

Doreen Raschemann, 45, participa en el proyecto desde sus comienzos. Se mudó a Feldheim en 2008; en 2010, la localidad fue conectada a la red eléctrica propia. “Feldheim demostró que un abastecimiento con un cien por cien de energía renovable es posible”, dice la presidenta del “Foro Nuevas Energías de Feldheim” (NEF). El Foro fue fundado para recibir adecuadamente a los numerosos visitantes. La asociación creó un centro de información para visitantes en un antiguo restaurante, donde se organizan regularmente exposiciones y conferencias. Además, clases escolares pueden recoger experiencias propias realizando experimentos prácticos con energía solar o eólica.

Energía eólica para 65.000 hogares

Doreen Raschemann recuerda que al principio solo había cuatro aerogeneradores y una pequeña planta de biogás. Hoy, 55 aerogeneradores  producen suficiente electricidad para abastecer a 65.000 hogares en la localidad y los alrededores, al tiempo que una planta de regulación equilibra oscilaciones en la red. Cuando el viento no alcanza, el acumulador de energía puede aportar diez megavatios. También fue construido un parque solar en antiguos terrenos de uso militar. Visitantes de Kenia analizaron detenidamente la planta de energía fotovoltaica, pues solo uno de los módulos bastaría para abastecer en el país a toda una aldea con electricidad.

Una oportunidad para regiones rurales

“Aquí no hay desempleo”, dice Raschemann, que es también apoderada del desarrollador de proyectos “Energiequelle”. A ello le da gran importancia. Para los productores de leche, el uso de la bioenergía es un colchón financiero que compensa la caída de los precios del producto. “El poderío económico local es conservado, el dinero que se gana con la energía queda aquí. Hemos desarrollo un circuito económico cerrado”, dice Raschemann. El hoy enorme parque eólico es operado por numerosas empresas externas, pero en la explotación de un aerogenerador participan también muchos habitantes de Feldheim en forma de sociedad comanditaria. Raschemann posee un coche híbrido. La batería la recarga en una estación eléctrica ubicada junto al NEF. Esta es abastecida, naturalmente, con corriente del vecino parque eólico.  

www.nef-feldheim.info

© www.deutschland.de