60 años de los Tratados de París

Los Tratados de París del 23 de octubre de 1954 marcaron el comienzo de una nueva era en la historia alemana posterior a 1945.

picture-alliance/dpa - Paris Accords

Con la firma de los Tratados de París, en 1954,  el canciller federal alemán Konrad Adenauer (CDU) logró que las tres potencias occidentales accedieran a dar por terminado el Estatuto de Ocupación hasta entonces vigente en la República Federal de Alemania. Las relaciones entre la parte occidental de Alemania y las tres potencias ocupantes, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, fueron reguladas en cuatro nuevos tratados individuales. Estos entraron en vigor en mayo de 1955, diez años después del fin de la Segunda Guerra Mundial y de que las cuatro principales potencias vencedoras asumieran el poder en Alemania.

Con ello, la República Federal de Alemania ganó soberanía, que quedó, sin embargo, limitada, ya que los aliados se reservaron derechos de objeción hasta la entrada en vigor del Tratado Dos más Cuatro, en 1991. Los nuevos tratados de 1954 hicieron posible la adhesión de la República Federal de Alemania a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y a la Unión Europea Occidental (UEO). Un acuerdo germano-francés reguló también el estatus del Sarre, a ambos lados de la frontera entre Alemania y Francia.

“Hoy finaliza para la República Federal de Alemania la era de la ocupación”, dijo Konrad Adenauer ante el Bundestag Alemán, que ratificó los tratados el 27 de febrero de 1955. “El Gobierno federal constata con gran satisfacción: somos un Estado libre e independiente”. Para Adenauer, la unión con Occidente y la adhesión a la OTAN era la senda correcta de la República Federal en política exterior.

Críticos vieron cimentada la división de Alemania

Políticos de oposición eran entonces de otra opinión. Erich Ollenhauer, presidente del SPD, acusó a Adenauer de cimentar con los Tratados de París la división de Alemania. “Para el pueblo alemán, el fin del hasta ahora vigente derecho de ocupación en el territorio de vigencia de la Constitución no constituye motivo alguno para celebrar. Alemania continúa dividida. De una soberanía de Alemania podrá hablarse cuando Alemania se halle nuevamente unida en libertad”, dijo Ollenhauer. No fue sino en 1990, más de 35 años después, que Alemania volvió a reunificarse.

www.konrad-adenauer.de/stichworte/aussenpolitik/pariser-vertrage-1955/

www.bpb.de/apuz/29086/pariser-vertraege-besiegelung-deutscher-zweistaatlichkeit?p=all