“El empleo digital tiene futuro”

Gesche Joost, embajadora de Internet del Gobierno federal de Alemania, habla sobre sus tareas, objetivos y éxitos hasta ahora.

Mareen Fischinger/DeutscheTelekom AG - Gesche Joost

Sra. Joost, usted fue nombrada “cam­peona digital por Alemania” ante la UE. ¿Cuál es su tarea?

Casa país miembro de la UE envía un 
“campeón digital” a Bruselas. Los embajadores tienen la tarea de establecer una 
conexión entre la agenda digital europea y lo que sucede en los países miembros. 
Nos reunimos unas tres veces por año y abordamos proyectos concretos. El más reciente es la Gran Coalición para el Empleo Digital. Se trata del futuro del trabajo di­gital. Y ese es un tema extremadamente importante en Europa, para combatir el desempleo juvenil en el sur del continente. Los empleos digitales pueden ser una verda­dera perspectiva de futuro. Queremos reunir ideas de los países miembros para 
mejorar las condiciones marco de capacitación con vistas al empleo digital.

Los debates sobre “big data”, el análisis inteligente de grandes cantidades de 
datos, son vistos con escepticismo en Alemania. ¿Cómo lo ve usted?

Actualmente experimentamos un gran debate cargado de temores, en el los “big data” son vistos efectivamente con miedo. Es importante definir los límites del uso de datos, asegurar a los ciudadanos el derecho a la transparencia con respecto a sus datos y garantizar una clara opción para detener el uso de datos. Por otro lado, la transformación energética no puede funcionar sin el análisis de “big data”. Muchos servicios innovadores recurren a datos anonimizados y nos facilitan la vida cotidiana, por ejemplo cuando nuestro sistema de navegación nos dice cómo evitar una congestión de tráfico. No deberíamos, por lo tanto, criticar el uso de datos en general, sino trazar claros límites en cuanto al uso de datos personales.

Los “big data” encierran por lo tanto 
también un gran potencial. ¿Dónde ve necesidad de mejoras en relación con 
la revolución digital?

Necesitamos en Alemania y Europa una 
política de datos que diferencia entre las diferentes clases de datos, por ejemplo, entre big data, datos personales y datos abiertos. Debemos definir límites éticos para el uso de big data y simultáneamente aclarar cómo puede ser regulado el uso de datos personales y cómo damos al usuario en la red la 
posibilidad de decidir autónomamente qué datos suyos pueden ser usados. “Data lite­racy”, la capacidad de manejar los propios datos, es un importante concepto, que 
deberíamos promover.

Usted intercambia ideas con los otros “campeones digitales”. ¿Qué exitosas ideas la han impresionado más?

En 2013 fue lanzada la Code Week, durante la cual en muchas escuelas e instituciones públicas se ofrecieron cursos de programación. Participaron casi todos los países miembros de la UE. En 2014 participó también Alemania, por primera vez, con más 
de 70 ofertas para niños y jóvenes. Ese es un tema importante. Habría que aprender a programar ya en la escuela. Otro ejemplo: en otros países, por ejemplo, en los escandinavos, la formación universitaria es adaptada en determinadas áreas más rápidamente que en otros países al desarrollo de la tecnología. La docencia debe seguir avanzando también para poder estar en condiciones 
de transmitir los conocimientos necesarios. Alemania no es hasta ahora pionera en la educación en red, sino que mantiene una posición muy reservada. En esa área deberíamos ser más abiertos y aprovechar las nuevas posibilidades que ofrece la interconexión a través de Internet.

Entrevista: Clara Görtz

Prof. Dra. 
Gesche Joost

es profesora de Investigación 
de Diseño en la Universidad de las Artes de Berlín. En marzo de 2014, Sigmar Gabriel, el ministro federal de Economía y Energía, la nombró “campeona digital por Alemania” en el marco de la iniciativa del mismo nombre de la Comisión Europea. Uno de sus objetivos es una sociedad digital incluyente, que 
integre no solo “a una élite que tiene afinidad con la técnica”, como 
ella misma dice, sino que permita el acceso a toda la población.