¿Cómo viven los alemanes normales?

Alemania es vista en Ucrania como el aliado más importante en Europa, por sus valores democráticos y su poderío económico.

Nataliia Fiebrig durante un informe desde Berlín.
Nataliia Fiebrig durante un informe desde Berlín. privat

Poderío económico, democracia, cultura y tradiciones: eso es lo que los ucranianos asocian con Alemania. Los ucranianos se interesan por cómo viven los alemanes, cómo funcionan las guarderías y las escuelas, cómo está organizada la asistencia médica y qué ventajas tiene el Estado de bienestar. Pero también por los coches y las autopistas de Alemania, los jardines bien cuidados con enanos de jardín. Y, por supuesto, los mercados navideños y la Oktoberfest nunca faltan en mis reportajes.

La mayoría de los ucranianos piensa que en Alemania todo está regulado hasta el más mínimo detalle y que la protección de los ciudadanos tiene la máxima prioridad. Por eso les cuesta creer que los inquilinos apenas puedan encontrar pisos asequibles en las grandes ciudades, o que un país tan industrializado no vaya muy avanzado en la digitalización, mientras que en Ucrania la aplicación estatal Dija ya puede sustituir a los pasaportes y permisos de conducir.

En agosto de 2021, en Kiev se celebraron los 30 años de independencia de Ucrania con un gran desfile militar.
En agosto de 2021, en Kiev se celebraron los 30 años de independencia de Ucrania con un gran desfile militar.
picture alliance/dpa/TASS

Políticamente, Alemania es el aliado europeo más importante de Ucrania desde 2014. En la lista de prioridades de Angela Merkel, la canciller alemana, Ucrania ocupó siempre un lugar prioritario. Merkel siempre ha estado bien informada sobre sobre el proceso de reformas en el país y la defensa de su integridad territorial. Por eso, la insistencia del Gobierno alemán en construir el controvertido gasoducto Nord Stream 2 es incomprensible para los dirigentes políticos y la población de Ucrania. Los esfuerzos de Merkel por convencer al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de que renuncie a las sanciones contra el proyecto fueron considerados un regalo de despedida para el presidente ruso, Vladimir Putin. Putin consiguió todo lo que quería, dicen en Ucrania.

Tampoco se entiende que el gasoducto se describa como un proyecto puramente económico. Los ucranianos lo ven principalmente como un instrumento geopolítico. No son las consecuencias económicas lo que más teme Ucrania. El país considera que la pérdida de importancia del gasoducto que atraviesa su territorio supone un gran riesgo para su seguridad. Ese debería haber sido un argumento para Angela Merkel, que fue capaz de congelar la guerra en el este de Ucrania con el minuciosamente negociado Acuerdo de Minsk en 2015, pero no de acabar con ella. En general, el riesgo de seguridad que supone Rusia para Ucrania se considera mucho menor en Alemania que en la propia Ucrania.

 


Nataliia Fiebrig es periodista. Vive en Berlín desde hace muchos años e informa para su país natal, Ucrania, a través del programa de noticias TSN del canal de televisión 1+1.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.