„Earth Speakr“ deja que se expresen los niños

El Ministro de Asuntos Exteriores Haiko Maas ha confiado al artista danés-islandés Olafur Eliasson la creación de una obra con motivo de la presidencia alemana de la UE

Olafur Elliasson
Olafur Elliasson picture alliance/KEYSTONE

Olafur Eliasson es un artista que nunca dejó de ser niño. Instaló enormes cascadas bajo los puentes de Nueva York y animó a gente a hacer que, con refracciones de luz, sus propias coloridas sombras bailaran en una pared. Usó luz estroboscópica para transformar gotas de agua que salían de una manguera en luminosas esculturas. Con un enorme disco solar, transformó la sala de turbinas de la Tate Modern Gallery, en Londres, en un interminable ambiente crepuscular. El placer infantil por lo lúdico y el asombro, el ingenio y la fantasía que apuntan más allá de los límites de la razón se encuentra en realidad en todos los proyectos que el artista danés-islandés, que vive en Berlín, ha realizado en los últimos 25 años.

„Symbiotic seeing“ en Zúrich.
„Symbiotic seeing“ en Zúrich. picture alliance/KEYSTONE

Por eso, es absolutamente lógico que, por invitación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, Eliasson haya creado para la presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea un proyecto artístico consistente en una plataforma digital para niños y jóvenes. “Desde hace unos años me interesa saber quiénes son las personas que no son escuchadas. Por ejemplo, los niños”, dice Eliasson sobre su “obra de arte descentralizada” con el nombre de “Earth Speakr”. Eliasson desarrolló por ello una aplicación que da a jóvenes la posibilidad de expresarse prestando su voz a otra persona, animal u objeto.

Como en los mejores de sus trabajos anteriores, el principio de “Earth Speakr” es muy simple, pero genera un efecto asombroso. Niños y adolescentes de entre 7 y 17 años pueden usar la aplicación para grabar en un teléfono móvil un mensaje, que luego es transformado gráficamente en mímica en una pantalla. El mensaje grabado puede entonces ser transferido a un objeto en el entorno inmediato. En el proceso, un rostro digital se fusiona con el fondo y hace que el objeto “diga” las palabras previamente grabadas. Por ejemplo, un árbol puede quejarse de la contaminación del aire, una chuleta en una sartén, gritar o un coche, rugir. Del mismo modo, un perro puede recitar un poema de amor; una fresa, eructar o un balón de fútbol criticar al FC Bayern Múnich.

El tema de Earth Speakr son las grandes cuestiones ambientales

Olafur Eliasson, artista

“El tema de Earth Speakr son las grandes cuestiones ambientales”, dice Eliasson, explicando la intención básica del proyecto. “Pero de ninguna manera queremos dictar normas morales a los niños con respecto a qué deben decir”. Por ello, el marco conceptual de la aplicación de realidad aumentada está definido solo a grandes rasgos, la libertad es ilimitada. Eliasson confía en que los jóvenes usuarios entenderán la intención del proyecto y no convertirán “Earth Speakr” en un medio para hacer bromas y dar consejos de maquillaje en internet. “Los niños y jóvenes saben muy bien qué está pasando en el mundo”, agrega.

Tras una fase de prueba de ocho meses en muchos países europeos, llevada a cabo por el equipo de Eliasson junto con expertos en psicología infantil y de otras áreas, el artista está seguro de que las pequeñas películas que se recojan en la plataforma serán capaces de enviar un impresionante mensaje a las “élites que toman decisiones en temas climáticos”. “Debido a que los resultados de la aplicación son a menudo sumamente surrealistas y extraños, es posible ocuparse de ellos durante más tiempo que de un simple eslogan político”, explica Eliasson. Y como la aplicación está disponible en 25 idiomas, al final será un verdadero coro europeo de objetos que hablan, que expresarán sus opiniones sobre la necesidad urgente de actuar políticamente y definir las correspondientes líneas directrices.

“Sería muy importante que los responsables de la toma de decisiones escucharan los consejos de los niños”, dice Eliasson. Porque los niños son “expertos en esperanza”. El artista no cuenta con que “Earth Speakr” se convierta en una “plataforma del miedo”. A pesar de que las amenazas al futuro de los niños, causadas por la creencia de los adultos en el crecimiento económico eterno, aumentan a diario, Eliasson espera que niñas y niños proporcionen un impulso creativo y productivo. “Les ponemos a disposición una plataforma para que expresen su gran poder imaginativo y lúdico, y en la que puedan transmitir libremente sus preocupaciones e ideas”, dice Eliasson.

„Your spiral view“ en Londres
„Your spiral view“ en Londres picture alliance / Photoshot

Por eso Eliasson se ve a sí mismo solo como “medio artista” en el proyecto de la presidencia alemana de la UE. La otra mitad de las obras de arte es creada por los niños y jóvenes. Y ese contenido no pasa a ser propiedad del inventor de la aplicación. “El contenido creado por los niños sigue perteneciendo a los niños”, dice Eliasson. También señala que para el proyecto “Earth Speakr”, desarrollado en cooperación con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania y el Goethe-Institut, rigen las más estrictas regulaciones de protección de datos.

“Necesitamos un movimiento y un impulso general para que los niños sean escuchados, no solo por los políticos, sino por todos los responsables de tomar decisiones en la sociedad y la economía”, dice Eliasson. Sin embargo, no quiere ni se ve en condiciones de predecir lo que sus jóvenes usuarios harán al fin y al cabo con la aplicación. “Existe un alto grado de imprevisibilidad. Pero eso es típico del arte”. Él mismo espera el resultado… como un niño.

Escaleras en Múnich.
Escaleras en Múnich. picture alliance / Martha Feustel

¿Quién es Olafur Eliasson?

Nacido en Dinamarca en 1967 y criado en Islandia, Olafur Eliasson entró en contacto con artistas alemanes cuando estudiaba arte en Copenhague. En 1995 se mudó a Berlín y fundó el Estudio Olafur Eliasson. Un equipo de expertas y expertos en arquitectura, oficios manuales y arte digital lo asiste en la realización de sus proyectos. Como profesor de la Universidad de las Artes (UdK), en Berlín, Eliasson dirigió de 2009 a 2014 el Instituto de Experimentos Espaciales. También es fundador de la empresa social “Little Sun”, que produce lámparas de energía solar ­para personas en regiones sin suministro de electricidad.

Deutschland Edition: descarga la revista en formato e-paper

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.