El fin de las negociaciones de coalición

¿Cómo continuará el proceso político en Alemania después del fracaso de las conversaciones entre CDU/CSU, FDP y Verdes para formar una coalición de Gobierno? Respuestas a las principales preguntas. 

Conversación entre la canciller federal y el presidente federal, el 20 de noviembre.
Conversación entre la canciller federal y el presidente federal dpa

¿Por qué aún no tiene Gobierno Alemania dos meses después de las elecciones para el Bundestag?

El FDP interrumpió en la noche del 19 de noviembre las negociaciones con CDU/CSU y Verdes para formar una coalición de Gobierno, luego de cuatro intensas semanas de conversaciones. Más de 237 puntos, entre ellos “cuestiones centrales” aún eran objeto de controversia, dice el FDP. Los otros negociadores son de otra opinión. Sea como sea: sin el FDP no hay coalición de Gobierno.  

¿Qué capacidad de acción tiene el Gobierno actualmente?

La canciller federal y los ministros siguen en funciones como Gobierno provisional y poseen las mismas potestades legales que un Gobierno “regular”. Hasta ahora era usual, sin embargo, no tomar en esta fase ninguna decisión de gran alcance que pudiera atar al siguiente Gobierno federal. Para tomar decisiones importantes, el Estado debe igualmente promulgar leyes, es decir, se necesita una mayoría en el Parlamento. En el artículo 111 de la Constitución se responde a la cuestión de qué sucede si el Parlamento no logra aprobar hasta fin de año un presupuesto para el año próximo: “Cuando al término de un ejercicio el presupuesto para el siguiente año no hubiese sido fijado por ley, el Gobierno federal estará facultado para efectuar hasta su entrada en vigor todos los gastos necesarios para mantener las instituciones legalmente existentes y ejecutar las medidas dispuestas por ley”.

¿Qué dice Angela Merkel?

Merkel realizó extensas declaraciones el lunes por la noche en una entrevista con la televisión alemana. La canciller federal ve con escepticismo la instalación de un Gobierno de minoría. Prefiere nuevas elecciones y está dispuesta a presentarse nuevamente como cabeza de lista. Agregó que hace un año había dicho que estaba a disposición como candidata para un nuevo periodo de Gobierno. “Sería extraño decir a los electores dos meses después de las elecciones que eso ya no es válido”, agregó.

¿Cuál es la desventaja de un Gobierno de minoría?

Los Gobiernos de minoría suponen un duro trabajo. El Gobierno debe buscar nuevas mayorías en el Parlamento para cada una de las leyes, ya que no posee mayoría propia. Es una difícil tarea, que exige gran disposición a las discusiones y el compromiso. Pero Angela Merkel valora la estabilidad y la previsibilidad. En el caso de un Gobierno de coalición, esas condiciones no estarían dadas. Una situación como esta existió a nivel federal hasta ahora solo por corto tiempo y en casos excepcionales, por ejemplo, luego del fin de una coalición.

¿Cuál será el próximo paso?

Frank-Walter Steinmeier, el presidente federal, anunció en un discurso el lunes que quiere hablar con todos los jefes de los partidos políticos, también del SPD, que hasta ahora ha rechazado la continuación de una “gran coalición” (CDU/CSU y SPD) como la que existió en los últimos cuatro años. Steinmeier dijo que espera “sobre todo disposición al diálogo para posibilitar una formación de Gobierno en un plazo previsible”.  

¿Si hay nuevas elecciones, cómo se llega a ellas?

Frank-Walter Steinmeier, el presidente federal, debe proponer al Bundestag en todo caso un candidato a canciller federal. Si el Parlamento no elige el candidato propuesto con mayoría absoluta en una primera ronda, pueden realizarse otras votaciones en las siguientes dos semanas, en las que sería necesaria también una mayoría absoluta. Si no se logra esa mayoría absoluta deberá realizarse otra votación, en la que para elegir al canciller es suficiente una mayoría simple. En ese caso, el presidente federal podría nombrar al elegido canciller de un Gobierno de minoría. Opción: el presidente federal puede disolver el Bundestag y hacer necesarias así nuevas elecciones, que deben tener lugar en un plazo de 60 días.

¿Qué dicen los alemanes?

Según los resultados de un sondeo relámpago de la cadena pública de radio y TV ARD, el 57 por ciento de los ciudadanos lamenta que la coalición de cuatro partidos no se haya formado. Si tampoco fuera posible una “gran coalición”, el 63 por ciento está a favor de nuevas elecciones. A favor de un Gobierno de minoría se manifestó el 29 por ciento.