Una visión de Europa desde España

La importancia de la UE en el mundo disminuirá, pero los migrantes la salvarán, escribe Ana Carbajosa de El Pais.

Madrid: La Catedral de la Almudena.
Madrid: La Catedral de la Almudena. mukilp22 - stock.adobe.com

Hemos preguntado a periodistas de países europeos sobre el futuro de Europa. Lee aquí la respuesta de Ana Carbajal, quien escribe para el diario español El País.

Los ritmos ahora son otros. Ahora todo va muy rápido y los cambios se producen a gran velocidad. Adivinar cómo será la Europa del futuro es a todas luces una misión imposible. Pero sí podemos intuir ciertas tendencias. Sabemos que será necesariamente distinta a la que conocemos, probablemente más pequeña, más vieja y más impredecible.

La importancia de la UE en el mundo disminuirá

Ana Carbajosa, El Pais

Más pequeña, no porque necesariamente vaya a perder más miembros. No se trata de que el Brexit vaya a desatar un efecto dominó y de que haya cola para salirse del club europeo. Al revés. Tal vez incluso vengan nuevos miembros. Se trata de que Europa perderá irremediablemente peso en el mundo. Peso económico y demográfico, en un mundo marcado por el hasta ahora imparable auge de China como potencia geopolítica. La presencia de Occidente y de Europa en concreto, necesariamente mermará.

La salida del Reino Unido ejercerá como termómetro, de lo que supone para un país dejar de es estar dentro del club. Nadie sabe a estas alturas cómo va a evolucionar el vecino del norte. Pero de entrada, el Brexit supondrá la pérdida de la gran economía europea, después de Alemania. Eso necesariamente implicará un empobrecimiento de la Unión, que tendrá menos para repartir casi entre los mismos. El Brexit dará pie además a una redefinición de las alianzas y equilibrios de poder. Y ahí, España, como país de gran tamaño y consolidado proeuropeísmo podría jugar un papel fundamental. España podría pasar a ser un aliado clave para el eje París-Berlín.

Esa redefinición se producirá también en el tablero de la política de partidos europeo, donde el tándem de conservadores y socialistas ha dejado de ostentar el monopolio del timón y donde la fragmentación de los Parlamentos nacionales es una realidad creciente. De las alianzas que forjen los distintos grupos en la Eurocámara y en las respectivas capitales, dependerá también en buena medida, el futuro de la Unión.

Migrantes de 4ª y 5ª generación darán un nuevo impulso al continente.

Ana Carbajosa, El Pais

El rostro de Europa será por último, necesariamente más diverso. Con cuartas y quintas generaciones de migrantes que revitalizarán un continente. Sin ellos, la UE envejecería a un ritmo aún mayor y perdería más población. Llegarán más y rescatarán economías y mercados de trabajo, cada vez más necesitados de mano de obra.

Ana Carbajosa estudió derecho en Madrid, Bruselas y Boston y ejerce el periodismo internacional desde 2001. Ha sido corresponsal en Bruselas, Jerusalén y ahora en Berlín. Es autora de Las Tribus de Israel: la batalla interna por el Estado judío

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative