El principio de solidaridad

Continúan las conversaciones entre Alemania y la República Checa sobre el tema de los refugiados. En una nueva reunión en el marco del Diálogo sobre la Migración, llevada a cabo en Praga, ambos países acordaron un accionar conjunto en Jordania.

Deutsche Botschaft Prag (Foto: Tomas Krist) - Dialogue on Migration

Para hablar sobre las huidas y migraciones, quizá no exista mejor lugar que la embajada de Alemania en Praga. A fines del verano boreal de 1989, miles de refugiados de la RDA ocuparon los terrenos de la embajada y exigieron poder viajar a la República Federal de Alemania. El 30 de septiembre de ese año, Hans-Dietrich Genscher, el por entonces ministro de Relaciones Exteriores de la República Federal de Alemania, salió al balcón de la embajada y comunicó a los refugiados que había logrado que sus deseos se cumplieran. El lugar se transformó en símbolo del júbilo por la libertad.

Hoy, seres humanos buscan nuevamente protección, en Alemania, en la República Checa y otros países europeos. Acerca de cómo abordar el tema del gran número de refugiados existen diversas opiniones entre los países de la Unión Europea. Tampoco Alemania y la República Checa fueron siempre de la misma opinión cuando, en 2015, llegaron particularmente muchos refugiados. Para no perder el hilo del intercambio de ideas, ambos países lanzaron el Diálogo Germano-Checo sobre la Migración. “Necesitamos soluciones conjuntas para los desafíos conjuntos”; dijo Michael Roth, ministro adjunto para Europa en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, en una conversación con representantes de la sociedad civil checa el 28 de noviembre de 2016 en la embajada alemana en Praga.

Compromiso conjunto en Jordania

La conversación fue el comienzo del tercer encuentro en el marco del Diálogo sobre Migración. En su reunión en el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa, los representantes de Alemania y la República Checa acordaron pasos concretos de cooperación. Ambos países proyectan llevar adelante juntos un proyecto para refugiados en Jordania. Además, coincidieron en que Europa debe dirigir su mirada más decididamente hacia los países de origen y tránsito de los refugiados.

Esa idea fue incluida en la declaración conjunta firmada en Praga por Michael Roth y Vladimír Špidla, asesor jefe del Gobierno checo. En la declaración se subraya que la base de todos los esfuerzos en relación con los refugiados deben ser la solidaridad, la humanidad y la responsabilidad compartida. Además, fue aprobado que expertos de ministerios de ambos países intercambien en el futuro más intensamente ideas, por ejemplo, sobre la integración de inmigrantes en el mercado laboral

Lo que la República Checa lleva ya adelante en el área de la integración tuvieron la oportunidad de ver los invitados con ocasión de una visita a la organización no gubernamental Slovo 21. Jelena Silajdzič, su directora, también llegó de Sarajevo a la República Checa como refugiada, hace 25 años. Entonces no se ofrecía información alguna para facilitar la integración, dice. Hoy es diferente, también gracias a Slovo 21. Por encargo del Gobierno, la organización apoya a inmigrantes con cursos de integración e idioma checo. Además, en el marco de un proyecto de integración, la organización reunió a cientos de familias checas con familias de inmigrantes. El equipo recibe, sin embargo, poco apoyo de ayudantes voluntarios: la cultura del trabajo honorario se desarrolla muy lentamente en la República Checa, dice Silajdzič.

“Contra estereotipos y medias verdades”

Ya los representantes de la sociedad civil habían dicho por la mañana en la embajada que no es fácil convencer a la población de las ventajas de la diversidad. Además, se manifestaron preocupados por la información mediática en el país, que azuza la desconfianza, particularmente en relación con los inmigrantes musulmanes. Según un reciente sondeo de opinión, casi dos tercios de la población checa rechazan recibir refugiados de guerra. Por eso, los interlocutores checos les preguntaron a los visitantes alemanes cómo abordan el tema de los adversarios de la inmigración en el propio país y cómo Alemania distribuye equitativamente a los solicitantes de asilo entre las diversas ciudades y regiones.

El diálogo en esta forma continuará, ya en la primavera boreal 2017, en Berlín. “El tema de la migración es uno de los más importantes, pero simultáneamente, más sensibles y controvertidos”, dice Michael Roth. “Queremos continuar en el futuro con un intercambio de ideas que se oriente por los hechos, para ayudar a superar estereotipos y verdades a medias en toda la UE”, agrega. 

Discurso de Michael Roth, ministro adjunto para Europa en el Ministerio de RR. EE. de Alemania, con ocasión de la apertura del Diálogo Germano-Checo sobre Migración, en Praga (en alemán)

Entrevista con Vladimír Špidla, asesor jefe del Gobierno de la República Checa