Aprender alemán con todos los sentidos

¡Sal del aula! Con este método puedes recordar mejor los vocablos y artículos en alemán.

Aprender alemán en movimiento: "el tranvía es amarillo."
Aprender alemán en movimiento: "el tranvía es amarillo." william87/stock.adobe.com

La lingüista Antonia von Trott sabe lo agotador que es permanecer sentado en un aula durante horas y concentrarse en un idioma extranjero. Por eso aconseja: "Sal y aprende alemán con todos tus sentidos".

Paseo de alemán

"No importa si estás en el parque o en la ciudad: sé consciente de lo que estás viendo, escuchando, probando u oliendo y conéctalo con el alemán: ¿cuál es el nombre del objeto que veo aquí? ¿O de este color? Mientras das un paseo puedes buscar la palabra alemana correspondiente en un diccionario".

La alternativa: "Anota las impresiones del día en casa y las repasas de nuevo en tu mente: aquí comí un helado, allá surgía agua de una fuente, al lado pasaba el tranvía". La ventaja: ese ejercicio mnemotécnico activa diferentes áreas del cerebro y crea nuevas interconexiones. Así será más fácil para ti recordar los vocablos".
Ese método lo puedes utilizar en cualquier lugar y relacionarlo con lo que a ti te interesa. “Tal vez funcione aún mejor como ejercicio de grupo", dice von Trott, porque cuando transmites a otros las palabras alemanas recién aprendidas las repites y entrenas su pronunciación. “Haz de ello un juego: cada uno se concentra en una impresión sensorial diferente. O cada uno explica a los demás sus tres palabras favoritas”, sugiere von Trott.

La danza de los artículos

¿Der, die o das? Tal vez te preguntes cómo recordar el género gramatical de las palabras alemanas y los artículos correspondientes. El movimiento te ayuda a aprender. A Antonia von Trott le gusta invitar a los principiantes alemanes a la “danza de los artículos”. Para ese ejercicio utiliza un CD musical de un libro de texto A1 con una especie de rap alemán: “der Apfel” (la manzana), “die Birne” (la pera), “das Obst” (la fruta). Cuando se oye “die”, todos se mueven a la derecha, cuando se oye “der”, a la izquierda y cuando se oye “das” dan un paso atrás.

“El método puede ser empleado de múltiples formas y los estudiantes de idiomas pueden desarrollar ellos mismos un tipo de baile”, sugiere von Trott.

Antonia von Trott
Antonia von Trott estudió lingüística aplicada en la Universidad de Viena y lleva seis años enseñando alemán como lengua extranjera. También es examinadora de certificados Telc y Goethe.

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative