Ayuda para estudiantes extranjeros

La crisis del coronavirus plantea nuevos desafíos a muchos estudiantes extranjeros.

Viele Studenten haben ihre Muchos estudiantes han perdido su base financiera.Grundlage verloren.
Muchos estudiantes han perdido su base financiera. picture alliance / ZB

Alemania es el país no anglófono donde más jóvenes del extranjero estudian: según la Oficina Federal de Estadística, en las universidades alemanas están matriculados más de 300.000. La crisis del coronavirus es un desafío muy particular para la mayoría de ellos: muchos tenían pequeños empleos a tiempo parcial en restaurantes o el comercio minorista.

Ahora se quedaron sin trabajo debido al cierre temporal de tiendas, bares, cafés y restaurantes. Según DSW, la Asociación Federal de Uniones Estudiantiles Alemanas, más del 66% de todos los estudiantes tienen un empleo paralelo a los estudios y entre los estudiantes extranjeros son incluso el 75%. Achim Meyer, secretario general de la DSW, dice: “la situación les representa considerables problemas financieros, sobre todo porque los estudiantes que buscan trabajo generalmente no reciben beneficios por trabajo en jornada reducida o desempleo. Por ello, llamamos al Gobierno federal y a los estados federados a apoyar rápidamente y sin burocracia a los estudiantes”. La Asociación Federal de Estudiantes Extranjeros (BAS) lo apoya y pide asimismo “ayuda inmediata” al Gobierno federal y los estados.

La palabra clave del momento es improvisación.

Andreas Weihe, Oficina Académica Internacional de la Universidad de Bamberg

Casos diferentes exigen soluciones individuales

La situación es prácticamente la misma tanto en las universidades tradicionales como en las de ciencias aplicadas. Las universidades, sus oficinas internacionales y los servicios para estudiantes ayudan dónde y cómo pueden. Tomemos como ejemplo a la Universidad de Bamberg. “Por supuesto que los estudiantes alemanes también se ven afectados por los cierres de tiendas y restaurantes. Pero a diferencia de los extranjeros, muchos de ellos pueden subirse al tren e ir a casa de sus padres si es necesario. Los estudiantes del extranjero no lo pueden hacer”, dice Andreas Weihe, jefe de la Oficina Académica Internacional. La Oficina Académica Internacional de la universidad asesora a unos mil estudiantes por año que van al extranjero o vienen a Bamberg a estudiar.

Especialmente afectados por la pérdida de ingresos se ven los estudiantes del este de Europa, Asia, África y América Latina. Muchos padres no tienen suficiente dinero para financiar a sus hijos en Alemania durante la crisis. Algunos de los estudiantes ni siquiera pueden volar de regreso a sus países de origen. “Tenemos un estudiante turco que estaba haciendo aquí un semestre en el extranjero e iba a permanecer hasta fines de marzo, pero ahora tiene que quedarse porque su vuelo de regreso ha sido cancelado”, dice Weihe. Actualmente no tiene posibilidad de salir de Alemania. Por lo tanto, la universidad lo ha inscrito para otro semestre sin ningún tipo de trámites. Se le permitió mantener también su habitación en un hogar estudiantil, porque el próximo inquilino no quiere hacer el semestre en el extranjero debido a la crisis del coronavirus. “La palabra clave del momento es improvisación”, dice Weihe. No hay una solución general: “tenemos que analizar cada caso individualmente”.

Ayuda puente para estudiantes

El Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) también ayuda a los estudiantes extranjeros afectados por la crisis. “Vemos que están surgiendo emergencias financieras que pueden llevar a que un gran número de estudiantes extranjeros no puedan seguir pagando sus estudios ni costeando su vida en Alemania”, escribe Dorothea Rüland, secretaria general del DAAD, en la página web de la institución. Por eso, el DAAD también pide más recursos financieros, para poder dar a los estudiantes especialmente afectados una ayuda puente que les ayude a superar la situación. “Ya estamos conversando con el Ministerio Federal de Educación e Investigación, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores y el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo para ver si podemos disponer de fondos adicionales. Queremos ayudar a esos jóvenes lo más que podamos”, explica Rüland.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.