Esperanza en la lucha contra el cáncer

Nuevas métodos en la investigación del cáncer: tres enfoques terapéuticos innovadores aplicados por científicos en Alemania.

Investigación del cáncer: análisis de células cancerosas bajo el microscopio.
Investigación del cáncer: análisis de células cancerosas bajo el microscopio. dpa

Células T combaten los tumores

“Captain T Cell”: el nombre parece el de un súper héroe. En realidad, se trata de un proyecto surgido del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular. Los científicos encabezados por Felix Lorenz, director del proyecto, apuestan por células inmunológicas extremadamente activas, las “células T”. Estas se obtienen de la sangre de los pacientes y se les agrega, en un laboratorio, una molécula artificial. En el cuerpo, las células T detectan células tumorales y las destruyen. Poniendo el foco en una forma de leucemia particularmente agresiva, Captain T Cell desarrolló una plataforma tecnológica con la que puede optimizar células T. El equipo de investigadores es uno de los ganadores del concurso GO-Bio 2018, del Ministerio Federal de Educación e Investigación de Alemania. 

El medicamento adecuado para cada paciente

Cada tumor es diferente, los cuadros clínicos varían según los pacientes. La empresa BioNtech, de Maguncia, desarrolla medicamentos contra el cáncer a la medida de cada paciente. Modernas técnicas de digitalización y automatización hacen posible producir medicamentos personalizados en cantidad suficientes para estudios clínicos. Ese es un requisito indispensable para su comercialización. La empresa fundada por Ugur Sahin y Özlem Tureci, su esposa, convence a los inversionistas: a comienzos de 2018 recaudó 270 millones de dólares, la mayor financiación obtenida hasta ahora por una empresa alemana de biotecnología.

Lápiz de plasma contra células cancerosas

Especialistas en medicina del plasma concentran sus conocimientos en el Instituto Leibniz de Investigación y Tecnología del Plasma (INP), de Greifswald, Alemania. Un “lápiz de plasma” desarrollado en el INP ya se usa para el tratamiento de heridas en pacientes de cáncer. A través de una pequeña llama a 40 grados de temperatura son transferidas moléculas al paciente y destruidos gérmenes. Ahora, los investigadores quieren explorar más a fondo el potencial del plasma: “Nuestro objetivo es eliminar células cancerosas con una terapia que sea bien tolerada. Simultáneamente, queremos investigar cómo puede ser activado el sistema inmunológico propio del cuerpo”, dice Sander Bekeschus, del INP.

Más información sobre la investigación del cáncer en Alemania: Centro Alemán de Investigaciones Oncológicas (dkfz), en Heidelberg

© www.deutschland.de