¿Cuál es tu creencia?

¿Cristiano, musulmán, judío o ateo? En Alemania cada uno puede elegir libremente su religión. Hemos hablado con jóvenes acerca de su fe.

La fe es parte de su identidad para muchos jóvenes.
La fe es parte de su identidad para muchos jóvenes. privat

“El Estado debe garantizar que cada uno pueda practicar libremente su religión”

Dalia Grinfeld, 23 años, estudió ciencias políticas y estudios judíos, y hoy es presidente de la Unión de Estudiantes Judíos de Alemania (JSUD)

“La religión y las tradiciones judías son como el hilo conductor de mi vida. Me ofrecen la oportunidad de percibir y juzgar cuestiones éticas y morales de manera diferente. También la cultura judía del debate me ha influenciado mucho. El Estado debe garantizar que todos puedan practicar libremente su fe. Es algo que funciona bastante bien en mi opinión en Alemania. Pero tengo amigos que estudian medicina y vienen esperando una fecha de examen desde hace un año y medio, porque las fechas marcadas caen en días festivos judíos. El Estado debería ofrecer fechas alternativas.”

“Mostrar abiertamente lo que uno siente y defiende”

Jana Highholder, 20 años, estudia medicina en la Universidad de Münster y es embajadora Youtube de la Iglesia Evangélica en Alemania

“Toda relación vive del hecho de decir a la otra persona lo que uno siente. Lo mismo vale para mi relación con Dios. Esta conversación con Dios siempre ha acompañado mi vida. Soy parte de una joven generación que transita las redes sociales como algo natural. Tampoco allí he negado nunca lo que creo y opino. Quiero alentar a otros jóvenes cristianos a que abandonen la zona de confort y muestren abiertamente lo que sienten y defienden. La Biblia predica el amor y la solidaridad. Eso también debe reflejarse en las acciones de un cristiano”.

Jana Highholder
Jana Highholder GEP/Lea Feicks

“Si no buscas el diálogo, ya has fracasado”

Mulla Cetin, 23 años, estudia derecho en la Universidad de Potsdam y es miembro del Consejo Federal de la Conferencia Islámica de Jóvenes

“Ser musulmán es parte de mi identidad y una forma de vida. Mi fe me enseña a valorar las cosas simples en la vida, a ser humilde y a tratar a cada persona con respeto. Pero los musulmanes a menudo son tematizados solo en contextos negativos, como por ejemplo en programas de entrevistas. Se habla allí de existencias fallidas, pero no de cómo los musulmanes enriquecen la vida en Alemania y Europa. Por eso yo veo mi compromiso contra el odio y los prejuicios como un deber cívico y moral. Un diálogo abierto sobre la religión es esencial para una coexistencia pacífica. Uno puede fracasar pese al diálogo. Pero si no buscas el diálogo, ya has fracasado.”

Mulla Cetin
Mulla Cetin privat

„No echo nada de menos“

Thomas Zeiske, 30 años, estudió informática de negocios y trabaja hoy como gerente de proyecto de TI en Berlín.

“Provengo de una familia donde la religión no ha desempeñado ningún papel durante generaciones. No fui bautizado ni soy miembro de una iglesia, y solo estuve una vez en una misa. Soy una persona orientada a los hechos y que percibo el mundo desde una perspectiva científica. Pero me gusta conversar con mis amigos de por qué la religión es importante para ellos. Creo que en Alemania cada uno puede vivir muy bien a su modo”.

Thomas Zeiske
Thomas Zeiske Claudia Keller