Cinco hechos sobre el Estado y la religión

Separados, pero asociados: cuál es la relación entre la Iglesia y el Estado en Alemania.

Días feriados y clases de religión
Días feriados y clases de religión pigprox-stock.adobe.com

Las religiones en Alemania

En Alemania hay libertad de culto. La religión y el Estado están separados. Aproximadamente uno de cada dos habitantes de Alemania es cristiano, el cinco por ciento son musulmanes y el cuatro por ciento profesa otras religiones. El 36 por ciento de la población, más de uno de cada tres, no profesa religión alguna, con tendencia a aumentar. 

La separación del Estado y la Iglesia

El Estado alemán se obligó en su Constitución a tener una relación neutral respecto a las religiones y cosmovisiones. No puede identificarse con ninguna confesión religiosa ni con ninguna concepción del mundo. “Neutral” no significa, sin embargo, que el Estado rechace las religiones o adopte una posición de indiferencia: en Alemania existe consenso político de que las religiones contribuyen a la cohesión social . Por eso, la Corte Constitucional Federal sugirió al Estado adoptar una posición de “neutralidad benevolente” respecto a las religiones y cosmovisiones.

Días feriados y clases de religión

Una “neutralidad benevolente” significa que el Estado coopera con las religiones en muchas áreas. El Estado, por ejemplo, cofinancia hospitales y servicios sociales gestionados por comunidades religiosas. Los días festivos cristianos, tales como Navidad, Pascua y Pentecostés, están protegidos por la Constitución. Esos días no se trabaja y las tiendas permanecen cerradas. En la mayoría de los estados federados, los alumnos cuyos padres lo desean reciben instrucción religiosa en las escuelas del Estado y teólogos estudian en universidades estatales. Pero quien quiere ser maestro de religión en una escuela o profesor de teología en una universidad necesita la aprobación de la Iglesia.

Impuesto eclesiástico

Alemania es uno de los pocos países del mundo en que las Iglesias cobran una tasa eclesiástica. Con esa tasa, las Iglesias financian sus gastos para la comunidad. La Administración fiscal recauda esa tasa de los miembros de las respectivas Iglesias. La tasa asciende a un ocho o un nueve por ciento del impuesto sobre la renta, dependiendo del estado federado.

Viejos acuerdos y nuevas comunidades religiosas

La cooperación entre el Estados y las comunidades religiosas está regulada en la Constitución y a través de acuerdos. Muchas de las regulaciones provienen de un tiempo en que la gran mayoría de los alemanes pertenecía a una Iglesia cristiana. Por ello, esas regulaciones están hechas en gran parte a la medida de esas Iglesias. Desde hace algunos años, el Estado intenta incluir también al islam en esa cooperación. Eso no es sencillo, debido a que las comunidades musulmanas están organizadas de otra forma y no llevan, por ejemplo, un registro de sus fieles.

© www.deutschland.de