Las religiones como interlocutores de la política exterior

Importantes actores de la sociedad civil: el Ministerio de RR. EE. busca el diálogo con representantes religiosos de todo el mundo. 

Silke Lechner
Silke Lechner Anika Büssemeier

Sra. Lechner, el Ministerio de Relaciones Exteriores invitó en mayo de 2017 a la primera conferencia “La responsabilidad de las religiones para con la paz”, con más de 100 participantes de diversos credos. ¿Por qué se interesa la política exterior alemana por la religión? 
La política exterior tiene lugar no solo entre Estados. Hoy, también las sociedades civiles desempeñan un gran papel en los respectivos países y con ello, también las comunidades religiosas. Más del 80 por ciento de los seres humanos en el mundo profesan una fe. Se trata de comunidades que tienen una gran influencia y que muy a menudo desarrollan actividades de ayuda social. Por eso, las comunidades religiosas en el exterior son importantes actores para nosotros. 

Alemania tiene un buen modelo de cooperación entre el Estado y las comunidades religiosas

Ministerio de RR. EE.

¿Se trata de una nueva idea? 
Ya había algunas aproximaciones, por ejemplo, hemos fomentado ya proyectos religiosos en el exterior. Ese exitoso trabajo fue una de las razones, por las que la política exterior alemana quiere abordar ahora el tema más estratégicamente. En 2016 fue creado el equipo de trabajo “Responsabilidad de las religiones para con la paz” en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Alemania es un Estado laico y el Gobierno alemán no interviene en cuestiones religiosas. Eso no cambia. Pero actualmente se tiende a decir que laico no significa que se ignore a las religiones. Es necesario entrar en diálogo con las religiones allí donde estas desarrollan actividades políticas. No tematizamos cuestiones teológicas, pero cuando las comunidades religiosas asumen un papel político, adquieren importancia para nosotros. También en otros países existen aproximaciones similares. Durante la presidencia de Barack Obama, el Departamento de Estado de los Estados Unidos creó también una Office of Religion and Global Affairs. No obstante, se trata de una tendencia relativamente nueva, pero que hemos implementado ya tempranamente. 

El binomio “religión y conflicto” se escucha más que el binomio “religión y paz”. ¿Es una impresión errónea?
Existen ambos. La religión siempre es ambivalente. Conocemos muchos casos en los que la religión es utilizada para fines ilegítimos. Si se analizan los conflictos más detalladamente, se ve que, a menudo, en primer plano no están los aspectos religiosos, sino que existen muchos otros factores. Nosotros decimos: la misma importancia, por lo menos, tiene ver el compromiso positivo de los actores religiosos activos en labores de paz, por ejemplo, en la educación o la mediación. Esa aproximación, reconocer el compromiso de la religión para con la paz y ponerlo en primer plano, abre muchas puertas. Así lo demuestra el gran interés por la conferencia. Casi todos los invitados han venido. Y también durante la conferencia se han manifestado positivamente. Los representantes religiosos la vieron como una iniciativa valiosa y muchos subrayaron que, justamente en esa área, Alemania puede desempeñar un importante papel. 

¿Por qué justamente Alemania?
Se confía en las capacidades de Alemania. Se puede observar en la política exterior en general, pero particularmente en esa área. También se reconoce que Alemania es un buen modelo de cooperación entre el Estado y las comunidades religiosas. Los representantes religiosos confían en que Alemania puede implementar ese enfoque también a nivel global. 

¿Qué le impresionó más en los debates?
¡El positivo ambiente! Invitamos a 100 personas de 50 países. No sabíamos si iba a funcionar o si se generarían conflictos. Pero los representantes religiosos tuvieron desde un primer momento una actitud muy abierta. También me impresionó la gran variedad de religiones representadas aquí, en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Nunca había visto algo así. No solo invitamos a cristianos, musulmanes y judíos, sino también a representantes de religiones más pequeñas. 

¿Cómo seguirá este proceso? ¿Cómo puede apoyar la política exterior alemana a las comunidades religiosas en su responsabilidad para con la paz en la vida cotidiana? 
Todavía estamos evaluando las propuestas realizadas durante la conferencia. Expresamente, no definimos una agenda, porque queríamos escuchar y aprender de los participantes. Un deseo expresado reiteradas veces fue que siguiéramos apoyando procesos a nivel regional y local. Eso puede crear espacios políticos en los que gente que normalmente no se reúne tenga la oportunidad de dialogar, también más allá de las fronteras. En los grupos de trabajo también se manifestó el deseo de capacitación de actores religiosos. En lo posible este año queremos ofrecer ya un curso para representantes religiosos de nuestra red. Analizamos intensamente los resultados de cada grupo de trabajo y cooperamos estrechamente con las representaciones alemanas en el exterior. Juntos vemos qué puede implementarse en los diversos países y dónde nuestro compromiso realiza realmente un aporte. 

Muchos grupos de trabajo desearon que se fortalecieran las actividades de las mujeres. Pero en muchas religiones, las mujeres desempeñan un papel más bien secundario… 
Solo el 15 por ciento de los participantes fueron mujeres. Eso resultó de que queríamos invitar a guías espirituales… y en casi todas las religiones son hombres. No lo podíamos cambiar. Por eso, me pareció una buena señal que en los grupos de trabajo se tematizara repetidamente el papel de las mujeres. Incluiremos ese punto en nuestras reflexiones para el futuro. 

¿Continuará el formato en sí de la conferencia?
Los resultados fueron tan positivos, que queremos continuar con este formato. Quizá no todos los años, pero cada dos años, en un marco mayor. En el intermedio podemos trabajar a nivel regional. 

Entrevista: Janet Schayan

La Dra. Silke Lechner es vicedirectora del grupo de trabajo “Responsabilidad de las religiones para con la paz” en el Ministerio de RR. EE. de Alemania. Anteriormente, la politóloga fue directora de estudios de la asociación protestante Deutscher Evangelischer ­Kirchentag. 

© www.deutschland.de