“El tiempo será tan valioso como el dinero”

El mundo después del coronavirus: el investigador del futuro Horst Opaschowski dice que la sociedad está cambiando fundamentalmente debido a la crisis, para mejor.

Horst Opaschowski predice la vida después del coronavirus.
Horst Opaschowski predice la vida después del coronavirus.

El profesor Horst Opaschowski es llamado el “Sr. Futuro”. El exdirector de la Foundation for Future Studies trabaja ahora como asesor de políticos y empresas. Así ve a Alemania después de la pandemia del coronavirus.

Profesor Opaschowski, Alemania en abril de 2021: ¿cómo habrá cambiado el país?

La esperada explosión de alegría de vivir y consumismo no se produce. Pero sí crecen la esperanza y la confianza entre los seres humanos. La familia y el vecindario han demostrado ser muy valiosos en tiempos de crisis. La gente soportó pacientemente el imperativo de "quedarse en casa". Ahora crea sus propios espacios:  deportes y conciertos al aire libre, viajes de esparcimiento de un día y turismo en el propio país. La gente quiere experimentar la vida más conscientemente, en forma moderada y situacional. Las consecuencias económicas del aumento del desempleo y el trabajo a tiempo reducido continúan estando demasiado presentes. Se requiere una especie de nueva prudencia alemana, mantener la cabeza fría y reflexionar sobre qué es realmente importante en la vida: salud, seguridad y protección.

¿Quedará una duradera sensación de inseguridad después de la crisis?

La crisis nos hace más valientes y seguros de nosotros mismos. Crece la importancia de poder cuidar de nosotros mismos y no ser una carga para los demás. A ello se agrega la experiencia de la interdependencia. “Debemos mantenernos unidos” fue el credo de la crisis. Tampoco el año 2021 estará libre de crisis. Pero hay un replanteamiento fundamental: sin salud, casi todo no vale nada. El tiempo se vuelve tan valioso como el dinero.

En la crisis, los alemanes descubrieron internet como medio democrático de comunicación masiva.

Horst Opaschowski, investigador del futuro

¿Qué aprenderemos de la crisis?

En la crisis, los alemanes descubrieron internet como medio democrático de comunicación masiva. A través de internet ejercerán en un futuro próximo más influencia sobre las decisiones políticas. Sabrán utilizar los medios digitales como nuevo instrumento de poder y control y no lo dejarán escapar de sus manos. Para los alemanes, la democracia en línea acaba de comenzar.

De todas formas, Alemania está siendo actualmente “digitalizada a fondo”. La crisis ha hecho que la digitalización sea entendida como necesaria por la mayoría de la población. Simultáneamente, ha dejado al descubierto los déficits existentes en la infraestructura digital. Las clases digitales han estado hasta ahora muy poco extendidas.

Por otra parte, se observa un desarrollo exponencial de las innovaciones tecnológicas tanto en la vida profesional como en la privada. La economía se está abriendo a nuevas estrategias digitales: en las empresas aumentan el teletrabajo, la impresión 3D, los macrodatos y la inteligencia artificial. Las estaciones de televisión están experimentando con formatos de transmisión interactiva. Las videollamadas en residencias para ancianos y la videotelefonía entre nietos y abuelos se convierten en la norma.

© www.deutschland.de