Stralsund – Sitio del Patrimonio Mundial junto al mar

En la serie de deutschland.de “Mi ciudad”, alcaldes dan consejos e información de primera mano. Parte 37: Dr. Alexander Badrow, alcalde mayor de Stralsund.

dpa/Sabine Lubenow - Stralsund - Rathaus

Dr. Badrow, ¿qué caracteriza a su ciudad?

Ya vista desde lejos, Stralsund transmite la impresión de ser una localidad que sabe de su fortaleza y belleza. Como faros se erigen en el cielo del Báltico las torres de nuestras tres iglesias góticas de ladrillo, Santa María, San Nicolás y San Jacobo.

Quien quiere ir a la mayor isla de Alemania, Rügen, debe pasar por esta orgullosa ciudad hanseática, con su hermosa silueta. Stralsund no solo impresiona a los habitantes y visitantes, sino también a los expertos: su casco urbano antiguo fue incluido en 2002, junto con el de Wismar, en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Stralsund es desde este verano también un spa reconocido oficialmente.

Lo mejor es que a este legado de la Liga Hanseática en la costa báltica de Pomerania Occidental se llega desde Berlín y Hamburgo en menos de tres horas.

Oberbürgermeister Dr. Alexander Badrow

¿Qué ve cuando mira a través de la ventana de su oficina?

Mi ventana se halla directamente sobre el escudo de Stralsund de la época sueca, que adorna nuestro Ayuntamiento. Donde antes los comerciantes del Medioevo ofrecían sus mercaderías se hallan los feriantes de hoy. Veo, por lo tanto, una vibrante zona peatonal con comercios, casas con frontones y gente feliz.

¿Cuál es su lugar preferido en la ciudad?

Lo primero que se me ocurre es la Ciclovía del Báltico, una senda combinada para ciclistas y peatones, que lleva a lo largo de la costa del norte de la ciudad hasta el sur y más allá. Una pausa puede hacerse en la playa. También es interesante dar un paseo hasta el fondeadero del velero de tres mástiles Gorch Fock, antigua nave escuela, hoy museo.

Y naturalmente también la Alcaldía. No solo porque es mi lugar de trabajo, sino también porque se trata de uno de las más impresionantes construcciones en el área del Báltico. Es una obra maestra de la arquitectura medioeval, que infunde respeto, teniendo en cuenta que hace 700 años no existían las computadoras ni las herramientas hoy usuales. Es una construcción magnífica, que se conserva hasta hoy y cuyo legado naturalmente cuidamos.

¿A qué personalidad de su ciudad estima usted más?

Tengo en alta estima a todos los habitantes que se identifican con nuestra ciudad y se sienten responsables de ella. Tanto el barrendero como el dueño de una taberna o un panadero, el trabajador en un astillero o el arquitecto que combina osadamente la arquitectura moderna con los edificios históricos. Y también toda persona que realiza actividades honorarias. Agradezco a todos los habitantes de Stralsund por su hospitalidad y la disposición a dar consejos y mostrarle al visitante el camino, ya sea a un museo o a un restaurante de pescado. 

Una personalidad especial para mí es Harald Lastovka, un antecesor en mi cargo. Lastovka fue quien, a partir de mayo de 1990, rigió los destinos de la ciudad a través de la turbulenta época posterior a la caída del Muro. Quien hoy viene a Stralsund descubre mucho que debe agradecerse a su valor y decisión.

¿Qué lugar le mostraría a un visitante?

¡Hay muchos! No basta con una visita. Ver la Regata de los Miércoles en el verano desde el Muelle Norte es por lo menos tan impresionante como la celebración de la Navidad en el sótano del Ayuntamiento, con sus bóvedas adornadas. Otras atracciones son la playa, el estrecho de Strelasund y el Museo Stralsund. Pero también es interesante ver los patios y conventos en el casco urbano antiguo, que nos llevan a la historia y las historias de la ciudad.

¿Dónde puede conocerse mejor a los habitantes de su ciudad?

Sin duda en nuestras fiestas, tales como las “Jornadas Portuarias” en junio; las “Jornadas Wallenstein”, en julio y la Larga Noche de los Monumentos, en septiembre. Pero también pescando o navegando a vela, pues Stralsund es una ciudad junto al mar. Para charlar e intercambiar novedades, la gente se encuentra en los mercadillos o en la taberna “Hannis Hafenkneipe”, un magnífico pequeño lugar y el lugar adecuado para después de un día agitado.

¿Dónde le gusta pasar sus vacaciones?

¿Vacaciones?, ¿qué es eso? No, en serio: cuando tengo tiempo, vamos a los Montes Metálicos, pues de allí vengo y allí viven mi familia y amigos.

Pero también me agrada permanecer simplemente en la región. Participo en actividades deportivas, como la carrera “Rügenbrückenlauf”, la competición de natación “Sundschwimmen” y el “Ironman” de Rügen. También me distiendo simplemente en la playa. ¿Por qué ir lejos si lo bueno está tan cerca?

www.stralsund.de

© www.deutschland.de