Por una buena y feliz coexistencia

¡Colabora en vez de holgazanear! De cómo el proyecto "Ciudad Social" ofrece nuevas perspectivas a jóvenes.

Proyecto "Ciudad Social": por una mejor coexistencia en el barrio.
Proyecto "Ciudad Social": por una mejor coexistencia en el barrio. stock.adobe.com/Kzenon

Alemania. Cada ciudad es un mundo en pequeña escala. Y son justamente los contrastes los que muchas veces constituyen su atractivo. Sin embargo, el progreso económico y los constantes cambios estructurales entrañan el peligro de exclusión de ciertos sectores de la población. Por eso, la justicia social es un aspecto importante del desarrollo urbano en Alemania.

¿Cuál es el propósito del programa "Ciudad Social"?

Desde 1999, el Gobierno central, los Estados federados y las comunidades locales de Alemania han comprometido en total unos 4300 millones de euros para inversiones en 441 ciudades y municipios. Se aspira a que personas de todos las capas sociales, nacionalidades y generaciones puedan convivir mejor en su barrio. Por ejemplo, promoviendo proyectos para integrar a inmigrantes, asesoramiento laboral para jóvenes, iniciativas vecinales, mejoramiento de espacios verdes y áreas de juegos para niños, o infraestructuras sin barreras para personas con discapacidades.

¿Por qué en 2018 están los jóvenes en el centro de atención?

Los jóvenes desfavorecidos están en el foco del nuevo programa de financiación "Servicios de migración juvenil en el barrio". Está previsto que hasta el año 2021, el Ministerio de Asuntos de la Familia y el Ministerio de Obras Públicas de Alemania pondrá a disposición siete millones de euros para 16 proyectos, uno en cada Estado federado. El objetivo es integrar mejor a jóvenes inmigrantes en su vecindario y mejorar la coexistencia de diferentes personas en barrios socialmente desfavorecidos

 

¿Hay ejemplos prácticos de "Servicios de migración juvenil en el barrio"?

Un ejemplo de Fráncfort del Meno: los educadores sociales Jannis Plastargias y Doris Kleffmann-Metz lideran un proyecto modelo en el barrio de Gallus. Quieren motivar a jóvenes de entre 12 y 27 años para que asuman responsabilidad por su vida y su entorno, y participen social y políticamente. Hasta 2021 se proponen implementar unas 15 acciones al año, desde prevención de la violencia hasta animados festivales. También está previsto un video taller en el que los jóvenes exploran su vecindario con la cámara y aprenden a filmar y editar videos. "Creo que muchas personas ni siquiera se dan cuenta de cuánto pueden hacer por sí mismos. Muchos tienen la actitud de que "ya alguien arreglará las cosas", cuenta Plastargias. "Pero nuestro mensaje es: Chicos, ustedes pueden hacer mucho, ¡organicémoslo juntos!

Día Mundial de la Justicia Social, el 20 de febrero

© www.deutschland.de