“Menos vacaciones, más largas”

Wolfgang Strasdas, experto en sostenibilidad, explica qué es el turismo sostenible y qué consecuencias tiene la pandemia de coronavirus.

Puente colgante "Geierlay", en el Hunsrück.
Puente colgante "Geierlay", en el Hunsrück. Adobe Stock

Profesor Strasdas, ¿qué impacto tuvo la pandemia de coronavirus sobre el turismo?
La naturaleza se ha recuperado algo. Ello pudo observarse durante los cierres de actividades. Pero debe tenerse en cuenta que el turismo en áreas protegidas también tiene efectos positivos en muchos países: para los grandes animales en los parques nacionales africanos, el turismo es la mejor forma de protegerlos, porque les da un valor económico a los animales vivos. Durante la pandemia, volvió a aumentar la caza furtiva. Por otro lado, en países como Alemania el exceso de turismo se convirtió en un problema, debido al aumento del turismo interno, especialmente en las zonas naturales cercanas a las grandes ciudades. Por lo demás, en muchos lugares ahora parece ser casi como antes de la pandemia. Es comprensible que la gente tenga la necesidad de ponerse al día.

Turismo sostenible: en el foco de la investigación.
Turismo sostenible: en el foco de la investigación. Wolfgang Strasdas

¿Ha hecho la pandemia que se viaje de forma más sostenible?
Se observa sin duda una mayor conciencia en relación con la sostenibilidad. Para las empresas turísticas, sin embargo, la primera prioridad es compensar las pérdidas de la pandemia. Una orientación estratégica hacia la sostenibilidad es frenada actualmente también por las numerosas escaseces que han surgido con la guerra en Ucrania. Se están ahorrando recursos bastante involuntariamente. Con los turistas sucede algo parecido: aunque para muchos la sostenibilidad es importante, también quieren volver a viajar sin restricciones. Si, a pesar de todo, optan por la moderación, ello se debe más bien a que muchos quieren ahorrar su dinero, por si la crisis se agudiza. Por supuesto, sería mejor que un cambio hacia la sostenibilidad fuera consecuencia de entender que es necesario y no obligado por las crisis.

¿Cómo deberían viajar los turistas en el futuro?
Las crisis dejan claro que los habitantes de los países occidentales industrializados deben replantearse sus modelos de consumo en cuanto a vacaciones frecuentes y baratas. Los datos muestran que la duración promedio de los viajes turísticos ha disminuido en todo el mundo. Como consecuencia, hay más movimiento de tráfico debido al turismo y los viajes se han vuelto más estresantes. Creo que deberíamos volver a un antiguo modelo de viajes turísticos con menos viajes, pero más largos. Eso es algo que se reclama en el debate sobre la sostenibilidad desde hace décadas y que ahora posiblemente se imponga debido al aumento de los precios de la energía.

 


El Profesor Dr. Wolfgang Strasdas es director del Centro de Turismo Sostenible, con sede en Eberswalde.

© www.deutschland.de

¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí a nuestro boletín.