Proscribir las armas atómicas

Alemania quiere un mundo sin armas atómicas, pero elige otro camino que la coalición global de la sociedad civil ICAN, Premio Nobel de la Paz 2017. Estas son las razones. 

Protesta en Berlín contra las armas nucleares
Protesta en Berlín contra las armas nucleares dpa

La coalición global de la sociedad civil “Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares” (ICAN) recibe el 10 de diciembre en Oslo el Premio Nobel de la Paz 2017. Cuando el Comité Nobel dio a conocer su decisión, uno de los primeros en enviar felicitaciones fue Sigmar Gabriel, el ministro alemán de Relaciones Exteriores. “Este premio es expresión del reconocimiento al trabajo de ICAN y todas las demás organizaciones que abogan por un mundo libre de armas nucleares”, dijo Gabriel. Agregó que ello demuestra cuán consciente es el Comité Nobel del creciente peligro que representan las armas atómicas.  Alemania comparte el objetivo de ICAN de un mundo sin armas atómicas, pero disiente en algunos puntos sobre la senda hacia esa meta. Un panorama de las diferencias de opinión y los puntos de vista compartidos.

¿Existe ICAN también en Alemania?

Sí, la sección alemana es una asociación sin fines de lucro registrada en 2014 y miembro de la alianza mundial ICAN, que abarca a más de 450 organizaciones en 100 países. ICAN Alemania acompañó el proceso que llevó al Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares aprobado en la ONU en julio de 2017. Ahora, la organización aboga por la firma, la ratificación y el reconocimiento de ese tratado, como instrumento para la proscripción y la eliminación de las armas nucleares.

¿Qué diferentes puntos de vista tienen el Gobierno alemán e ICAN?

Alemania no firmó el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares e ICAN la critica por ello. El Gobierno alemán, sin embargo, apoya “el compromiso con el desarme y el objetivo de un mundo sin armas nucleares”, dice Sigmar Gabriel, el ministro alemán de Relaciones Exteriores. Pero Alemania, que no posee armas nucleares, ve todavía necesario conservar armas nucleares como elemento disuasivo. Y estima imprevisibles las consecuencias de iniciativas de desarme unilaterales. El Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares fue firmado por 122 países, pero entre ellos no se cuenta ningún miembro permanente del Consejo de Seguridad de la UNO (China, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Estados Unidos).

¿Qué hace Alemania en relación con el desarme?

El Gobierno alemán coopera con otros once países que no poseen armas nucleares en la “Iniciativa de no Proliferación y Desarme” (INPD), con el objetivo de impulsar progresos en el desarme nuclear en el marco de un diálogo con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Junto con Canadá y los Países Bajos, Alemania inició, además, un proceso de negociaciones para prohibir la producción de materiales fisibles. Si bien no aprobaron el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU sí participan en ese proceso.  

Entrega del Premio Nobel de la Paz a ICAN, el 10 de diciembre de 2017

© www.deutschland.de