La herencia cultural siria

Alemania desarrolla actividades a varios niveles para conservar la herencia cultural siria. Un papel central desempeña el Instituto Arqueológico Alemán. Entrevista con la profesora Friederike Fless, su presidenta.

dpa/Marc Deville/akg-images - Cultural heritage

Profesora Fless, la herencia cultural de Siria está en peligro como consecuencia de la guerra. ¿A qué nos referimos concretamente cuando hablamos de la herencia siria?

Lo que hace la  herencia cultural de Siria puede verse bien tomando como ejemplo los seis sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en ese país, entre ellos los importantes cascos urbanos antiguos de las ciudades de Damasco y Alepo, con su larga historia, y el casco urbano antiguo de Bosra. Esta última ciudad en el sur de Siria es singular, debido a sus edificios antiguos de basalto, el material de construcción típico de esa región en la frontera entre Siria y Jordania. Parte de la Herencia Mundial es también otro paisaje: el macizo de piedra caliza del noroeste de Siria. También allí, un material domina en la arquitectura: la piedra caliza.  Aldeas antiguas completas, edificios e iglesias se han conservado hasta hoy en extremadamente buen estado. En excelente estado de conservación se hallan también los castillos del desierto e importantes mezquitas antiguas. A ello se agregan en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO los castillos de los cruzados, como el de Crac de los Caballeros, y la importe ciudad oasis de Palmira. Destacadas ciudades históricas, como Ugarit, Mari y Ebla, con hallazgos arqueológicos que se remontan al siglo III, se hallan en la lista de sitios que serán nominados para formar parte de la Herencia de la Humanidad.

¿Cuál es el mayor peligro?, ¿cuál es el estado actual?

Los peligros para la herencia cultural en Siria son varios. Las destrucciones por parte del Estado Islámico están aún muy presentes. Pero también la devastación debido a enfrentamientos militares y bombardeos han adquirido un increíble volumen. A ello se agregan excavaciones ilegales. Para el año 2015 se estimó que de los aproximadamente 740 sitios arqueológicos, bastante más de 200 fueron severamente dañados debido a excavaciones ilegales. Además, debido a la destrucción de edificios y la falta de materiales de construcción, cada vez más edificios antiguos son derribados para obtener materiales de construcción.

En una conferencia internacional para la proteccion de la herencia cultural siria, realizada a comienzos de junio de 2016 en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, fueron aprobadas vastas medidas de emergencia. ¿De qué se trata?

Ya en 2014, la UNESCO aprobó un plan de accion para Siria. Ese plan fue ahora concretado. En el plan se describieron para todo el territorio sirio las necesidades específicas en el área de cursos de formación y perfeccionamiento para proteger y conservar la herencia cultural. También fueron detalladas las medidas de apoyo a través de información y maquinaria, acordándose asimismo formas de implementación. Para la protección y conservación de los bienes culturales es necesaria información proveniente de la investigación internacional sobre edificios y monumentos hoy destruidos, a efectos de poder tomar decisiones en relación con cuestiones de conservación y restauración. También se necesitan los conocimientos y los aparatos de medición para documentar y evaluar daños y tomar medidas de conservación. Eso no lo pueden lograr solos los colegas sirios, que, bajo dificiles condiciones, intentan conservar la herencia cultural de su país. Necesitan ayuda.

¿Qué papel desempeñan Alemania y el Instituto Arqueológico Alemán?

El Instituto Arqueológico Alemán comenzó ya en 2012 a digitalizar sus archivos, en cooperación con el Museo de Arte Islámico de los Museos Estatales de Berlín. Actualmente disponemos de más de 100.000 imágenes digitalizadas en relación con Siria, entre fotos, planos y dibujos. Naturalmente también las ponemos a disposición de los colegas sirios. El “Syrian Heritage Archive Project” es acompañado ahora por el proyecto “La hora cero: un futuro para el tiempo después de la crisis”, de la Archeological Heritage Network.

El proyecto tiene como objetivo desarrollar capacidades en Siria, con miras a una eventual reconstrucción de sitios arqueológicos en el país, pero también en vista de la destrucción en las regiones de Irak ocupadas por el EI. Simultáneamente queremos comenzar con la planificación para la reconstrucción. Para ello son formados especialistas capaces de elaborar documentaciones de edificios y evaluaciones de daños y de planificar medidas de conservación y restauración. La Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) comenzó ya en los años 1990 a rehabilitar el casco urbano antiguo de Alepo, incluido también en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. En el proyecto “La hora cero”, la GIZ enlazará ahora con ese proyecto de rehabilitación. También son formados expertos para el sector de museos y conservación.

¿No es difícil desarrollar actividades en regiones en crisis?

Las actividades se llevan a cabo sobre todo en los países vecinos de Siria e Irak. Pero no solo son formados expertos. También se capacita a refugiados sirios como artesanos, sobre todo cinceladores, para que puedan trabajar en futuros proyectos de reconstrucción. La formación y la creación de puestos de trabajo en el marco de proyectos de conservación cultural en Jordania, Turquía y Líbano están concebidas también como ayuda humanitaria para refugiados. En tanto los refugiados trabajan y son formados juntos con libaneses y jordanos, los proyectos contribuyen a reducir las tensiones en esos países. A través del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) son apoyados asimismo programas especiales de estudio para refugiados sirios en El Cairo y Amán. Se trata de una medida en el marco del programa “Leadership for Syria”. Todo ello describe, sin embargo, solo unos pocos aspectos de la red. Se podría mencionar mucho más: el proyecto “La hora cero”, que será apoyado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania con 2,65 millones de euros anuales en los próximos tres años, posee numerosas facetas.

© www.deutschland.de