"Entdecke DE": Orgullosa Brunswick

La serie "Entdecke.de" invita a recorrer los sitios más bellos de Alemania: De visita en Brunswick con motivo del inicio de la Bundesliga.

picture-alliance/ dpa/dpaweb - Braunschweig
picture-alliance/ dpa/dpaweb - Braunschweig

Casi 30 amargos años tuvo que superar el club Eintracht Braunschweig. Tanto más espera con ansiedad la ciudad de Brunswick (en alemán: Braunschweig) el puntapié inicial de la primera liga de fútbol de Alemania 2013/14. Por primera vez desde 1985, el club de fútbol local participa nuevamente en la máxima categoría. El descenso a la segunda división y los fracasados intentos de huir de las divisiones inferiores fueron años muy amargos para el campeón alemán de 1967, sobre todo a la luz de su historia. Esta ciudad es considerada la cuna del fútbol alemán - una historia que se desea revitalizar ahora. Por eso resulta un momento adecuado para descubrir ésta y otras facetas de Brunswick.

La ciudad de 247.000 habitantes situada en Baja Sajonia fue la tierra natal de Konrad Koch, nacido en 1846. El educador atribuía gran importancia al ejercicio físico al aire libre de sus alumnos. Se cuenta que en el año 1874 Koch complementó las tradicionales actividades deportivas con la práctica del fútbol; un amigo del profesor le había traído una pelota original de Inglaterra. Más tarde Koch también escribió un conjunto de reglas para esta nueva disciplina deportiva. Y desde allí, al menos así se cree en Brunswick, el fútbol inició su marcha triunfal por toda Alemania y, pese de todas las burlas acerca de la "enfermedad inglesa", se transformó en el deporte más popular del país. Y las huellas de Koch todavía son visibles hoy en Brunswick. La llamada "Plaza de Ejercicios", en el que entonces se jugaban los partidos, recuerda al padre del fútbol. Una parte de este parque se sigue utilizando para la práctica de deportes; junto a él se halla hoy el Museo de Historia Natural y el Museo de las Ciencias. También hay un "Estadio Konrad Koch" en Brunswick. Sobre la historia de este profesor apasionado por el fútbol se filmó incluso una película, protagonizada por Daniel Brühl.

Pero también a quienes no les interesa tanto el deporte la ciudad de Brunswick, que estuvo bajo la influencia de Enrique el León, les ofrece muchos rincones interesantes. Con una "Open Air-Oper", por ejemplo, el teatro municipal (Staatstheater) atrae la atención del público en agosto. En la plaza del castillo (Burgplatz) el elenco estable presenta esta vez "La Traviata" de Verdi. Hasta el otoño europeo los visitantes pueden explorar la ciudad desde el agua, a través de un viaje en balsa por el río Oker. Quien lo desee puede conocer más lugares atractivos, por ejemplo el antiguo mercado (Altstadtmarkt), el palacio que fue residencia de los duques de Brunswick (Residenzschloss) y la casa "Happy Rizzi House" diseñada por el artista James Rizzi.

www.braunschweig.de

www.bundesliga.de

© www.deutschland.de