Entdecke.DE: La ciudad hanseática de Lübeck

La serie “Entdecke.DE” invita a descubrir los lugares más hermosos de Alemania. Hoy vamos a la ciudad hanseática de Lübeck.

picture-alliance/Wildlife - Lübeck
picture-alliance/Wildlife - Lübeck

Lübeck es literatura mundial. Con la épica saga familiar “Los Buddenbrook”, Thomas Mann rindió en 1901 homenaje a su ciudad natal. Cada línea de la novela respira el espíritu hanseático de la ciudad a fines del siglo XIX. En cada esquina de Lübeck se encuentran aún hoy recuerdos de la familia de comerciantes Mann, o sea, de los “Buddenbrook”. Uno de ellos es la casa de los Buddenbrook, en su tiempo foco de la vida de la familia Mann, en la que hoy se recuerda al Nobel de Literatura de 1929. Lübeck es hoy un pintoresco conjunto de callejuelas históricas y edificios protegidos como monumentos históricos, rodeado de agua y parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1987.

La ciudad, fundada en 1143, se transformó en rica y poderosa como centro de la medieval Liga Hanseática, una confederación de ciudades del norte de Alemania que dominaba el comercio. En aquella época, Lübeck era la segunda mayor ciudad de Alemania, después de Colonia. Mucho más allá de las fronteras de la ciudad adquirió fama Lübeck más tarde, sin embargo, por una especialidad: el mazapán de Lübeck, una delicia de “tantas almendras como sea posible y tan poca azúcar como sea necesaria”, que goza hoy de fama mundial y cuya denominación de origen está protegida en la Unión Europea.

La mayor ciudad portuaria alemana a orillas del Mar Báltico se caracteriza hasta hoy por su visión previsora y su cosmopolitismo. En terrenos de 230 hectáreas de superficie muy cerca de la universidad y la universidad de ciencias aplicadas crece actualmente en el sur de la ciudad un nuevo barrio universitario, el “Vision Village”.  El objetivo es, en cooperación con institutos y empresas, reducir drásticamente el ciclo de la idea al producto en el área de las biociencias y sacar los productos rápidamente al mercado a través de “spin offs” y “start ups”.

Que, a pesar del gran espíritu empresarial, no sufra la calidad de vida en la ciudad asegura “la más hermosa hija de Lübeck”: Travemünde. En ese balneario del Báltico, con su hermoso paseo marítimo, pasó ya el joven Thomas Mann “los indudablemente más hermoso días de mi vida”.

Jornadas Alemanas de Turismo, del 23 al 25 de octubre, en Lübeck

www.luebeck.de

buddenbrookhaus.de

© www.deutschland.de