Las cadenas de televisión en el mercado de medios alemán

En Alemania, los espectadores de televisión pueden elegir entre 145 cadenas. El paisaje televisivo se caracteriza por el sistema dual basado en las cadenas públicas y privadas.

picture-alliance/M.i.S.-Sportpressfoto

Alemania es un líder mundial en exportación; también en el sector de la televisión. Sus producciones televisivas tienen éxito a nivel internacional y le han dado la fama, a la televisión alemana, de ofrecer una programación de calidad. Al mismo tiempo, el mercado te­levisivo alemán es uno de los mercados del mundo en los que reina una mayor com­petencia. Lo que más caracteriza el paisaje televisivo: el sistema dual dividido entre cadenas públicas y privadas. Comparando a nivel internacional, Alemania cuenta con algunas de las mayores cadenas de televisión: los dos grupos de cadenas públicas (ARD y ZDF), así como los dos grupos televisivos privados (RTL y ProSiebenSat.1). ARD es una fusión de nueve canales de televisión regionales que, además de sus respectivas emisiones, gestionan conjuntamente la cadena nacional Das Erste que alcanza unos 35 millones de hogares en Alemania. La Zweites Deutsches Fernsehen (ZDF) es un canal que emite para toda Alemania.

Las cadenas públicas y privadas ofrecen una programación completa, desde noticias de actualidad a programas temáticos, pasando por series televisivas y películas de cine y televisión, así como programas de espectáculos. Algunas cadenas especializadas como el canal documental Phönix y el infantil KIKA, así como ofertas internacionales como el canal germano-francés Arte y el canal cultural 3sat, una cooperación con la televisión austríaca y suiza, complementan la oferta de ARD y ZDF.

El grupo de medios de comunicación privados RTL Deutschland forma parte del grupo europeo RTL Group y es propiedad del grupo Bertelsmann. Gestiona, entre otras, las cadenas RTL, RTL II y VOX. ProSiebenSat.1 pertenece a las inversoras financieras KKR y Permira. El grupo que incluye, entre otras, las cadenas SAT.1, ProSieben y Kabel Eins, se fusionó en 2007 con el grupo europeo SBS. En el sector de la televisión de pago está, además, el proveedor Sky Deut­schland, controlado por News Corporation de Rupert Murdoch. ARD y ZDF se financian con un canon audiovisual que tiene que pagar cada ciudadano que cuente con un aparato de radio o televisión. Además, tienen los ingresos en concepto de publicidad. No obstante, ARD y ZDF sólo pueden emitir anuncios de lunes a sábado de las 17 a las 20 horas. En 2008, ARD recibió 5350 millones de euros procedentes de los cánones, con los que también financia sus emisoras regionales. ZDF, que no tiene ninguna ramificación, recibió 1730 millones de euros. Los ingresos públicos provenientes de la publicidad ascendían, antes de la crisis económica, a unos 500 millones de euros anuales (inclusive radio). Las cadenas de televisión privada no codificada aún ganaban 4900 millones de euros mediante la publicidad en el año 2006. En Alemania no se ha promovido una discusión, como en Gran Bretaña, sobre si las cadenas privadas deberían parti­cipar del canon audiovisual. Las cadenas privadas no están muy interesadas puesto que esta opción va unida a imposiciones en la programación: en Alemania, las cadenas públicas tienen que proporcionar un llamado suministro básico de información. Por el contrario, las cadenas privadas a partir de 2010 podrán obtener ingresos adicionales del emplazamiento de productos en series, espectáculos y pro­gramas deportivos. Esto se deriva de la nueva Directiva Europea de Servicios de Medios Audiovisuales. La publicidad por emplazamiento seguirá estando pro­hibida para ARD y ZDF.

En cuanto a la aceptación entre los espectadores, la programación conjunta nacional de ARD iba en cabeza. Das Erste tenía un porcentaje de mercado del 13,4 por ciento en el año 2008, seguida de ZDF con un 13,1 por ciento, RTL con un 11,8 por ciento y SAT.1 con un 10,3 por ciento. En el importante grupo destinatario de personas entre 14 y 49 años, solía ganar RTL, que en 2008 alcanzó una cuota de mercado del 15,7 por ciento. Sin embargo, ZDF le está haciendo ahora la competencia. La cadena de Maguncia puso en marcha en noviembre de 2008 su nuevo canal digital ZDFneo. El objetivo es atraer a más espectadores jóvenes con comedias de producción propia y series estadounidenses de éxito y así aumentar la escasa cuota de mercado actual, en torno al cinco por ciento, en este grupo meta tan importante para la publicidad.