"Partenón de libros"

La artista argentina Marta Minujín construye un Partenón de libros para la próxima documenta de Kassel.

dpa/Arne Dedert - Die argentinische Künstlerin Marta Minujin

Este templo de libros prohibidos tiene las mismas dimensiones que el Partenón original de Atenas, el templo de la diosa Palas Atenea Partenos, en la Acrópolis. Libros prohibidos en el pasado o en el presente constituyen los pilares, las paredes y el suelo de la construcción. Con su instalación en la Documenta 14 en Kassel, la artista argentina Marta Minujín desea advertir del peligro de todo tipo de censura y persecución. En octubre de 2016 comenzaron los preparativos para la obra en la Friedrichsplatz en Kassel.

La argentina de 73 años ya se ocupó en varias ocasiones de regímenes represivos, incluyendo la dictadura en su propio país. Minujín explora el potencial tanto de happenings y arte de performance como de esculturas y videos. Nació en Buenos Aires, estudió arte y educación artística, y en la década de los 1960 se trasladó a París. Más tarde vivió y trabajó en Nueva York; hoy reside de nuevo en Buenos Aires. Para Minujín, los libros son una expresión esencial de la libertad de expresión.

Para que los libros vuelvan a circular.

Por eso Marta Minujín está desarrollando algo especial para la 14ª edición de la muestra documenta. En 1983, con la instalación "El Partenón de libros" recurrió al Partenón como ideal estético y político de la democracia, que había sido menoscabada en su Argentina natal por la dictadura cívico-militar. Para aquel proyecto artístico se erigió una réplica del Partenón griego a partir de miles de libros censurados, con soporte en un esqueleto de metal. Después de cinco días de exposición, dos grúas inclinaron la estructura hacia un lado y así los visitantes pudieron entonces llevarse los libros.

Hasta junio de 2017 se construirá de nuevo en Kassel "El Partenón de libros" para la 14ª documenta, con casi 100.000 libros de todo el mundo. Algunos de ellos estuvieron prohibidos durante años, pero ahora se distribuyen legalmente, otros libros se editan en algunos países pero en otros están prohibidos. Cualquier persona puede contribuir a la realización de la obra donando libros. El Partenón se edificará en Kassel exactamente allí donde los nazis quemaron en 1933 numerosos libros prohibidos. De este modo la instalación desea constituir un claro signo contra la censura, la prohibición de textos y la persecución de sus autores.

En colaboración con la Universidad de Kassel se elaborará una lista de libros prohibidos incorporados a la obra en el curso del proyecto. Actualmente la lista comprende 60.000 ejemplares. Al igual que en 1983, también para el Partenón en Kassel en la 14ª documenta está prevista una acción conjunta junto con el público, para que los libros vuelvan a circular.

http://documenta14.de/the_parthenon_of_books/donate/de

© www.deutschland.de