Socio energético Alemania

De cómo Alemania contribuye a la protección del clima y el suministro de energía sostenible.

Con apoyo alemán, Marruecos expande la energía fotovoltaica.
Con apoyo alemán, Marruecos expande la energía fotovoltaica. KfW-Bildarchiv/G.J. Lopata

Alemania. Un país por si solo no puede salvar el clima. Y el suministro de energía es un importante problema global que también se puede gestionar mejor a través de las fronteras. Por eso Alemania ha establecido en los últimos años una serie de alianzas energéticas bilaterales con los principales países productores, transportadores y consumidores. El objetivo principal es apoyar a los socios en sus esfuerzos por desarrollar energías renovables, mejorar la eficiencia energética y promover tecnología energética moderna. Tres ejemplos:

Marruecos: más cerca de Europa

Marruecos cuenta con un gran potencial para la generación de energía renovable, especialmente energía solar y eólica. La proximidad a Europa y la conexión eléctrica ya existente permitirían integrar aún más a ese país en el mercado eléctrico europeo, lo cual constituye una ventaja para ambas partes. La Asociación Energética entre Alemania y Marruecos (PAREMA), creada en 2012, sirve de plataforma de diálogo e incubadora de proyectos conjuntos, y es además anfitriona cada año de la Jornada de la Energía Germano-Marroquí.

México: apoyo a la transición

México es el décimo país del mundo productor de petróleo y gas natural. Pero al mismo tiempo, México cuenta con un enorme potencial en energías renovables. No obstante, a pesar de los objetivos nacionales –incluido el de aumentar hasta 2024 a un 35 por ciento la contribución de las energías limpias a la producción de electricidad– no se observa hasta el momento un desarrollo dinámico en este sentido. Alemania y México firmaron en 2016 una declaración de intenciones para una alianza energética bilateral. Ya se establecido un secretariado. Alemania ofrece know-how para la transición energética y México desea desarrollar el intercambio de experiencias con Alemania y atraer a potenciales inversores después de la liberalización del mercado de petróleo, gas y electricidad.

China: cooperación a largo plazo

La cooperación con China, uno de los mayores países consumidores de energía del mundo, tiene un significado especial. Ya en 2006 se inició la cooperación energética. Como parte de la Alianza Energética entre China y Alemania, ya desempeñan actividades los dos grupos de trabajo "Energía" y "Eficiencia Energética". En cuanto a contenidos y organización, la asociación es apoyada por un secretariado con sedes en Beijing y Berlín.

Alemania mantiene alianzas energéticas también con Argelia, Brasil, India, Jordania, Nigeria, Noruega, Rusia, Sudáfrica, Túnez, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

© www.deutschland.de