Modelo exitoso: la aldea bioenergética

Alemania se ha fijado objetivos ambiciosos para el desarrollo de energías renovables. Presentamos proyectos que impulsan la transición energética. Serie de deutschland.de “Transición energética”, 5ª parte.

picture-alliance/Peter Kneffel

La llamada de Jühnde llega lejos, incluso a Estados Unidos y Japón. Los partidarios de la producción de energía a partir de la biomasa acuden en peregrinaje a este pueblo de Baja Sajonia que es „la primera aldea bioenergética de Alemania“: el primer distrito municipal que cubre toda su demanda de electricidad y de calefacción con fuentes de energías renovables extraídas de su propia región. Y hay otros pueblos que ya empiezan a imitarla.

El sistema de abastecimiento de energía verde en este pueblo del norte de Alemania se basa en una planta de biogás. Se alimenta de maíz, trigo y cebada cultivados en campos que habían caído en desuso, así como abono suministrado por una granja. Tras el proceso de fermentación, estas materias primas suministran el combustible para un motor de gas que produce electricidad y cuyo calor residual se utiliza para la calefacción de las casas en el pueblo. Para ello fue necesario construir una red de calefacción urbana, en funcionamiento desde 2005. La mayoría de los 1000 habitantes de Jühnde eliminó la convencional calefacción a gasoil y recibe calefacción a través de la conexión a la red pública en sus sótanos. En días especialmente fríos de invierno, se pone en marcha adicionalmente una planta de calefacción de madera.

La idea de la „aldea bioenergética“ fue de científicos de la Universidad de Gotinga, y el Gobierno alemán apoyó con subsidios la puesta en práctica. La planta de generación de energía operada en forma de cooperativa produce el doble de electricidad de lo que consume el pueblo. El resto se destina a la red pública. Además, la calefacción bioenergética local es más barata, un hogar medio ahorra unos 750 euros al año. Según Eckhart Fangmeier, director de la cooperativa, „el concepto se puede aplicar en principio a todas los centros urbanos con suficiente espacio para el cultivo de biomasa.“

En Alemania, ya hay más de 80 localidades que han adoptado el modelo de Jühnde. Para el Ministerio Federal de Agricultura, que otorga un premio a los mejores conceptos y en 2012 premió por primera vez a tres aldeas alemanas, Jühnde „es pionero de la transición energética.“

www.wege-zum-bioenergiedorf.de

www.bioenergiedorf.de

© www.deutschland.de