Más libertad, pero también más presión

El mundo del trabajo está cambiando en Alemania. ¿Cómo afecta eso a la gente? Le preguntamos a una psicóloga qué piensa sobre el teletrabajo en casa y la digitalización.

Nuevo trabajo: trabajar donde y cuando quieras.
Nuevo trabajo: trabajar donde y cuando quieras. Gpoint Studio

Julia Scharnhorst es psicóloga, máster en Salud Pública y psicoterapeuta, especializada en salud mental en el lugar de trabajo.

Sra. Scharnhorst, ¿es el teletrabajo la gran libertad para personas que realizan trabajos de oficina?
La oficina en casa es muy atractiva para muchas personas. Ya no tienen que viajar al trabajo, pueden trabajar sin problemas y dividir su tiempo libremente. El cuidado de los niños también puede ser más fácil. Por otro lado, existe el peligro de verse aislados del flujo de información y del equipo en la empresa. La oficina en casa también puede promover la mentalidad de “luchador solitario”. Por lo tanto, tiene sentido no trasladar completamente el puesto de trabajo a la casa de los empleados, sino limitar el teletrabajo a unos pocos días.

Julia Scharnhorst es experta en psicología de la salud
Julia Scharnhorst es experta en psicología de la salud privat

La generación Y exige un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Las empresas reaccionan con modelos de trabajo más flexibles. ¿Hasta dónde puede llegar ese proceso?
Una cierta libertad en la división de tareas y en la elección del tiempo y el lugar de trabajo es buena para la salud mental. Las especificaciones estrictas y las estructuras rígidas causan más estrés y trastornos psicológicos. Sin embargo, las empresas deben asegurarse de que los empleados que trabajan mucho desde casa estén suficientemente integrados. Es muy importante que el reconocimiento y el aprecio también lleguen a los empleados que trabajan en casa.

No todo lo que es técnicamente posible es compatible con un diseño de trabajo humano.

Julia Scharnhorst, psicóloga laboral

Los operarios fabriles pueden verse confrontados en el futuro con tener que trabajar más en cooperación con robots. ¿Qué retos ve usted en la digitalización?'
La digitalización tendrá un impacto en todos los tipos de lugares de trabajo. Hay que contar con que aumentará el estrés mental, porque de los empleados se exigirá más concentración y atención. También existe el peligro de exigencias excesivas debido a la densificación del trabajo y al exceso de información. A menudo, la digitalización va acompañada de una menor autonomía, porque el ordenador toma todas las decisiones y el ser humano solo las tiene que implementar.

La digitalización plantea complicadas cuestiones éticas, porque no todo lo que es técnicamente posible es compatible con un diseño de trabajo humano. El trabajo y el rendimiento son cada vez más controlables. Esto aumenta la presión sobre los empleados.

¿Cuál es la posición de Alemania comparando las estructuras de trabajo modernas a nivel internacional?
Desde un punto de vista puramente técnico, ya podrían aplicarse más posibilidades de digitalización. Pero en Alemania, las leyes de protección laboral y los sindicatos impiden una conducción y control excesivos de los empleados. En países sin ese tipo de leyes, puede ocurrir que incluso el tiempo que los empleados pasan en el excusado sea medido o que la computadora dicte cada movimiento de manos. Esas formas de control del rendimiento no están permitidas en Alemania.

Entrevista: Martin Orth

© www.deutschland.de

Newsletter #UpdateGermany: ¿Desea recibir regularmente información sobre Alemania? Suscríbase aquí al boletín informative